50 Festival de Sitges – Día 9: Happy Death Day/ Survival Family/ Caniba/ Leatherface/ Cult of Chucky

Happy Death Day (Christopher Landon, USA) – Oficial Fantàstic (fuera de competición)

Con la apetitosa marca de Blumhouse tras ella, Happy Death Day resulta un ligero y eficiente divertimento de terror que juega con las repeticiones temporales de Atrapado en el tiempo para completar un slasher juvenil que por encima de todo sabe no tomarse en ningún momento en serio.

Una universitaria guapa y popular (Jessica Rothe, la amiga rubia de Emma Stone en La La Land) repite un día tras otro la jornada que le supuso la muerte; un misteriosos asesino que se le aparece en la noche y que siempre termina matándola; ella deberá buscar al verdadero individuo que la mata y que hace que siga atrapada en ese mismo día.

Sin aportar grandes novedades, Christopher Landon sabe ofrecer un lúdico y ligero entretenimiento de comedia y terror que homenajea el slasher y el subgénero universitario y por encima de todo (e indiscretamente) a Atrapado en el tiempo de Harold Ramis. Una cinta llena de comedia negra y absurda que teje un discurso autorreferencial dentro del género ligero (que en frío sabe a poco) pero que cumple con creces sus objetivos.

Aunque se puedan evitar las habituales reflexiones de madurez y de arreglar el karma tan habitual en este tipo de narraciones y resulta reiterativa en ciertos momentos, Happy Death Day sabe reírse de si misma y de todos sus arquetipos ofreciendo un crowd-pleaser directo y eficaz que hará soltar unas carcajadas agradables al puro fan del género. 

Valoración: 5/10

Survival Family (Shinobu Yaguchi, Japón) – Oficial Fantàstic Competició

¿Qué pasaría si de repente hubiera un apagón eléctrico y todos los utensilios tecnológicos, los transportes y la luz eléctrica no funcionarán? Ante una premisa tan post-apocalíptica el director Shinobu Yaguchi se permite ofrecer una reflexión sobre nuestra dependencia de la tecnología y con ello la inmadurez y verdadera poca preparación al mundo real y natural; ofreciendo una ingeniosa dramedia sobre la familia no exenta de crítica social al mundo contemporáneo.

Yaguchi presenta a una familia incomunicada; él, el clásico oficinista que pasa el día en el trabajo; ella, una ama de casa aburrida y sus dos hijos; un tímido chico adicto a la informática y su hermana, una engreída inseparable de su teléfono móvil. Con unas secuencias satíricas dentro de la cotidianidad del hogar, Yaguchi aborda desde un tono absurdo (y cercano al Fellini de Amarcord) la estupidez de sus personajes y con ello el ecosistema familiar de las ciudades modernas, sobre todo exponiendo a la ultratecnológica Tokyo.

En cuanto llega el apagón, Yaguchi ofrece una honesta y cotidiana mirada a lo inadaptados que nos encontraríamos en tal situación, exponiendo todo el funcionamiento estructural que como sociedad hemos confiado a la electricidad. A partir de ahí, la familia inicia una road movie en dirección a Osaka y más tarde a un pueblo rural de uno de los abuelos con la que la familia encontrará su verdadero valor e irá adaptándose y sobreviviendo con los pocos recursos que encuentren; sin dejar nunca de lado la absurdez cómica que Yaguchi aporta a un relato que podría haberse pasado de sensiblero.

Una absurda, satírica y cercana visión sobre un probable apocalipsis eléctrico con el que Yaguchi reflexiona sobre la necesidad de recuperar los lazos familiares y una forma de ver el mundo nada virtual, sin evitar ecos al reciente accidente nuclear de Fukushima y a ciertos constructos de su sociedad tecnificada. Una dramedia ingeniosa e irresistible que no parece tener muchos elementos para formar parte de la Sección Oficial del festival, aunque por ello no es justificación para desmerecer sus muy valorables virtudes.

Valoración: 7/10

Caniba (Lucien Castaing-Taylor & Verena Paravel, Francia) – Oficial Fantàstic Competició

Una de las experiencias más perturbadoras e incómodas de la edición las ha suscitado este documental sobre la figura de Issei Sagawa, un asesino culpable de los años ochenta tras matar a una compañera universitaria de la Sorbone de París y haberse comido partes de su cuerpo. Los cineastas ponen el foco en el rostro de Sagawa, buscando que el espectador decodifique la mente de este criminal y reflexione sobre las zonas más oscuras de la mente humana.

Castaing-Taylor y Paravel conviven durante el período veraniego en el hogar de Sagawa y su hermano en Japón; los cineastas construyen una forma realmente radical e incómoda, basada en la insistencia en el rostro inexpresivo de Sagawa y en el uso de la deformación y el desenfoque. Un ejercicio perturbador, pero al mismo tiempo tedioso que pide un excesivo esfuerzo al espectador, algo difícil sobretodo en el frenético ritmo que Sitges nos dicta a los espectadores y acreditados.

Aunque no funcione ens sus formas, los cineastas ofrecen una mirada amoral, que no juzga a sus individuos y que deja interesantes reflexiones sobre la relación de la mentalidad criminal con las perversiones sexuales o impulsos carnales que ambos hermanos presentan; dejando momentos de enfermiza incomodidad aunque también de un abatido tedio no del todo justificado.

Valoración: 4/10

Leatherface (Alexandre Bustillo & Julien Maury, USA) – Oficial Fantàstic (fuera de competición)

Producida por el verdadero padre del clásico original Tobe Hooper (recientemente fallecido), los dos cineastas de la perturbadora À l’intérieur firman una precuela muy deudora de la atmósfera enfermiza del clásico de 1974, aunque en su desarrollo resulte otra floja propuesta que explota el universo de Leatherface y de la familia criminal de éste.

Bustillo y Maury tejen una cinta de atmósfera viciada y efectista que funciona por momentos, cogiendo una sensación realmente eficaz cuando la propuesta se sitúa en pleno manicomio y sabe fidelizar con el espíritu de la original en el tremendo grupo de gente desequilibrada que puebla la Texas más rural y, en la que crecerá y se nutrirá el famoso Leatherface – aquí un joven que busca salir de allí con ayuda entre otros de una inocente enfermera -.

Aún siendo fiel, el efectismo y una visión arquetípica no permiten que la precuela vaya a más, estando más cerca del discreto nivel de las recientes cintas sobre la franquicia que al filme de 1974. Cabe destacar a Lili Taylor (The Conjuring) como matriarca de la enfermiza familia en el terreno interpretativo más alguna secuencia gore que sin duda dejará algún aplauso en la platea, con ayuda de la iconográfica motosierra; quedándose más como ligero entretenimiento de medianoche que como precuela dispuesta a batallar frente a la mítica cinta de Tobe Hooper.

Valoración: 5/10

Cult of Chucky (Don Mancini, USA) – Sesión Especial

Séptima entrega de la icónica franquicia ochentera del muñeco diabólico más famoso del cine de terror (aunque muy venido a menos) en la que algunas de las víctimas del muñeco se encuentran ingresadas en un manicomio especial en el que en realidad se esconde una especie de secta de poderosos adoradores del famoso muñeco.

Muy venida a menos en sus secuelas y quedándose ya como franquicia autorreferencial más que como secuelas que profundicen en los elementos originales, Cult of Chucky sigue es pobre ejercicio en el que ya el muñeco inquieta poco en una entrega pobre y superficial que parece sólo encontrar el motivo de su regreso en los guiños a entregas anteriores y al regreso de la mítica Jennifer Tilly a la saga.

La saga Chucky resulta ya una comedia de terror más que otra cosa y su más que innecesaria séptima entrega viene a confirmar esa realidad; siendo un producto para fans muy conversos que además tengan ganas de volver a ver a algunos de los personajes clásicos de la franquicia.

Valoración: 2/10

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 157 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: