“The Punisher”; el mejor Castigador en su vertiente más bélica

Nota:
Netflix logra con The Punisher el producto más redondo de Marvel desde las temporadas de Daredevil y Jessica Jones

Llega el nuevo producto del universo Marvel que ha creado Netflix. Varias series que nacieron con el propósito de unirse en algún momento con las películas pero que poco a poco han asumido su independencia y así poder centrarse en ellos mismos. Ahora nos presentan quizá la serie más arriesgada, donde se alejan del género superheróico para presentarnos al antihéroe más adulto y serio de las viñetas. En The Punisher, regresa el mejor Castigador.

La serie arranca tras los sucesos de la segunda temporada de Daredevil, donde se nos presentó el personaje, y nos muestra a un Frank Castle que harto de limpiar las calles decide alejarse de todo y vivir casi como un ermitaño. Como es de esperar esto no dura mucho y se ve envuelto en unos cuantos asesinatos de gente mala, lo que ayuda a Micro a encontrarle. Su mítico compañero de las viñetas le conduce a la pista de los responsables de la muerte de su familia por lo que enseguida abandona su retiro para poder vengarse de los que le han destrozado la vida.

The Punisher

Una vez arranca no hay forma de pararla

Los últimos productos de Netflix-Marvel estaban bajando considerablemente el nivel de calidad respecto a los primeros que nos presentaron, por lo que me puse frente a The Punisher con bastante precaución. Tras un inicio un poco lento -que no aburrido- vemos enseguida a El Castigador que queríamos, desatado desde los últimos diez minutos del primer episodio.

No es una serie de superhéroes ni tampoco era eso lo que pedíamos. Es The Punisher. Violencia, sangre, venganza y moralidades cuestionadas. Es el debate proyectado sobre lo que es y no es justicia. Pero la serie es eso y mucho más.

The Punisher

Para aquellos que no estén seguros de en qué consiste esto es sencillo, es la mezcla perfecta entre Rambo y Homeland. Un tratamiento de la guerra traída a las calles de Nueva York, mostrando además las consecuencias que tiene ésta sobre las personas. Ahora bien, si quieres adentrarte en ella es necesario ver la segunda temporada de Daredevil para poder entender todo lo que se muestra.

The Punisher

No apta para los que se mareen fácilmente viendo sangre

Como decía, tras la vuelta a las andadas de Castle es un no parar, aunque adaptado al tempo de la televisión. Una serie super adictiva y en la que constantemente aplaudes con las cuantiosas escenas de acción, viendo al protagonista realizar acciones que en la vida real ni de lejos ovacionaríamos. Pero es ficción, por supuesto

Importante detenernos aquí, pues todos estábamos expectantes por ver si respetarían el alto nivel de violencia que aparece en las viñetas. Pues podéis estar tranquilos, porque no escatiman en sangre. The Punisher no perdona. Pero eso sí, toda mostrada con buen gusto y de manera explicita casi en su mayoría, para no caer así en el morbo fácil.

The Punisher

La trama tiene una historia principal donde veremos a Castle acompañado de un genial Micro, los cuales conforman una pareja muy agradable de respeto mutuo aunque alejada de la amistad y la fraternidad. Se necesitan ambos y acaban aprovechándose el uno del otro. Esta es la historia de venganza, donde también la acompañará la investigación del Departamento de Seguridad que va en la misma dirección y están destinados a chocar en algún momento. Pero además durante la serie se permiten tiempo a subtramas algunas de alivio de tensión como con la familia de Micro y otras a modo de interludio para contar otra magnífica historia con un villano completamente distinto y que no afecta a la trama principal, pero es una delicia.

The Punisher

Jon Bernthal magnífico

Y vamos allá: ¿es el mejor The Punisher que hemos visto? Sin duda. Pese a que soy un ferviente defensor de la película de menor presupuesto Punisher 2: Zona de Guerra, sin duda El Castigador de Jon Bernthal es el mejor. El actor hace un trabajo extraordinario mostrando el desquicio que debe sufrir una persona así, con un Frank Castle violento, sociópata, pero al mismo tiempo humano. Ha hecho al personaje suyo y ahora es imposible pensar que lo pudiera hacer mejor otra persona. Ahora bien, lo veremos desde una perspectiva más bélica, jugando a la guerra en lugar de a guerrillas. Tendremos que esperar a la siguiente temporada para verlo contra bandas, traficantes y mafias.

Netflix logra traernos al verdadero The Punisher, el que todos los fans esperábamos ver. No es una serie de superhéroes, repito, es pura adrenalina y oscura venganza. Adictiva hasta el final, consiguiendo eclipsar el resto de productos Marvel-Netflix de este año. ¡Y queremos más Frank Castle!

J. Justo Moncho

ha escrito 285 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: