“Mudbound”; la camaradería y la amistad tras la guerra frente el racismo

Con Mudbound, Netflix da un golpe sobre la mesa y se posiciona como una fuerte candidata a luchar por el Oscar

Las películas de Netflix apenas han destacado. Esta plataforma siempre ha tenido como producto estrella las series. Sin ir más lejos, The Punisher  ha sorprendido notablemente con su argumento y su violencia. Y vienen más producciones en camino. Por el contrario, en el ámbito de largometrajes nunca ha llegado a atraer. La japonesa Okja puede ser la más laureada hasta el momento. Películas como Spectral, Máquina de GuerraFe de etarras han pasado sin pena ni gloria por nuestras pantallas. Sin embargo, Mudbound acrecienta la apuesta por los filmes de la plataforma y da un paso adelante.

Este drama original está dirigido y coescrito por Dee Rees (Pariah). En él se nos muestra a dos familias diferenciadas por el color de su piel en la década de 1940. La familia blanca compuesta por Henry McAllan y su esposa Laura buscan una mejor vida en Mississippi. Trasladándose desde Memphis, se ven en una incómoda situación al ser estafados y sin apenas conocimientos de labranza. Por su parte, la familia encabezada por Hap Jackson y su esposa Florence. Con cuatro hijos, son aparceros de una tierra desde hace generaciones. Sin embargo, sus expectativas apuntan a una empresa propia sin tener que dar cuentas a nadie. Sin embargo, todo cambia cuando Jamie McCall (hermano de Henry) y Ronsel Jackson (primogénito de los Jackson) vuelven de la II Guerra Mundial.

El tema del racismo, la esclavitud y la guerra son temas muy recurrentes. Películas como Moonlight, Selma, o El nacimiento de una nación tratan sobre estos ámbitos. Suelen ser temas de gran interés, tanto por el público como por la crítica. En general, esto es debido al creciente cambio en la sociedad y la lucha por la igualdad entre razas. A pesar de esto, el ritmo sin bajones de la película proporciona un entretenimiento a la altura de su conciencia histórica.

Historias complementarias

Diferenciadas notablemente, se encuentran dos abanicos temáticos en el filme. Por un lado nos encontramos con la creciente tensión sexual entre personajes que se palpa desde las primeras escenas. En ellas se muestra como el amor imposible produce un éxtasis que poco a poco se va aparcando tras el ámbito principal. Sin embargo, la constancia y los pequeños destellos hacen que se reaviven las llamas de la pasión. En todo momento se recuerda este amor prohibido que, de manera intermitente, nos atisba con la posibilidad de que sea un hecho. Pero este es aplastado por el mazo de la realidad.

Por otro lado nos encontramos con el tema principal del argumento. El racismo y la amistad. Como en un mundo marcado por un fuerte odio y desconfianza entre razas cabe la amistad entre ellas. La camaradería y el oscuro mundo de la guerra puede formar lazos que superen estas barreras. La humanidad y la igualdad pueden pasar por encima de ideas absurdas. Y como, de nuevo, el mazo de la triste realidad vuelve a golpear.

Camino al Oscar

Con esta película, Netflix consigue un producto competente para optar a la estatuilla. Gracias a temas tan recurrentes como la violencia machista, el racismo y una extremadamente visión realista de esta época, Mudbound consigue todos los ingredientes para ello. En ningún momento anda en busca ser agradable y complacer al público. Al contrario, intenta dar una visión cruda de la vida agrícola y el racismo norteamericano.

Un elenco extremadamente perfeccionista consigue este gran resultado. Tanto Garrett Hedlund (Jamie McAllan) como Jason Mitchell (Ronsel Jackson) cumplen notoriamente con sus papeles. Los grandes destacados llegan de mano de Mary J. Blige (Florence Jackson), Jonathan Banks (Pappy McAllan) y Rob Morgan (Hap Jackson). Con papeles realmente importantes, siendo pilares de la historia, llegan incluso a eclipsar a los protagonistas. La única pega que veo es la de Carey Mulligan (Laura McAllan). Aunque se mantiene bastante bien en toda la película, existen momentos que se le ve desinflarse y llegando a pasar desapercibida.

En general una dura al igual que bella película, donde los valores importantes de la vida se ven truncados por el odio y el desprecio. No obstante, Mudbound nos enseña como todo esto se puede superar gracias al apoyo de la familia y de la amistad. Además, gusta porque no todo sale bien, como suele suceder en otras obras, pero emociona notablemente.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 185 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: