“Godless”; reinventando el western para crear uno de los mejores productos del género

Nota:
Netflix vuelve a acertar con la miniserie Godless en la que un poblado de mujeres deberá enfrentarse a la banda más peligrosa de Nuevo México

Amantes del western y de la ficción en general, estáis de enhorabuena. Ha llegado Godless a Netflix, una de sus grandes apuestas con un formato completamente cerrado de 7 capítulos únicos. Una miniserie, no temáis la eterna historia interminable, pues aquí tenemos nuestra introducción, nudo y desenlace, lleno a más no poder de caballos, extensas llanuras, vaqueros magullados y mujeres, muchas mujeres, tras la mirilla de un rifle. Bienvenidos a La Belle, Nuevo México.

Godless

El western más actual

Godless nos narra la historia de Roy Goode, un criminal que ha dedicado su vida a atracar todo lo que se ha encontrado por delante junto a los 30 hombres de la banda a la que pertenece, liderada por el temido Frank Griffin. Harto de esta vida y del comportamiento de sus compañeros, decide huir para empezar de cero no sin antes llevarse consigo el botín del último atraco. Esto hará que sus antiguos camaradas se pongan en su contra y lo persigan para recuperar lo que es suyo y poder vengarse a gusto.

Godless

El caso es que Goode acaba escondiéndose en La Belle, un poblado que realmente es el protagonista de esta obra, con una historia trágica que conocemos desde el principio. Años atrás, no muchos por lo que parece, los 80 hombres que trabajaban en la mina fallecieron tras el derrumbamiento de ésta. Ello provocó que la población masculina de La Belle acabara reducida en gran consideración, salvándose únicamente el sheriff, el tendero, el dueño de la cantina… En fin, el 5% de varones que no se dedicaban a la explotación minera. Esto conllevó a la creación de una sociedad completamente nueva en la que tuvieron que adaptarse a distintos roles (de ramera a profesora, por ejemplo) para que las ciudadanas de ésta pudieran ser autosuficientes tras el trágico suceso.

Pero claro, ahora se tendrán que preparar para lo que nadie lo está nunca, pues Roy Goode se esconde entre sus calles y Griffin ha hecho la promesa de matar a todo aquel que de cobijo. Un pueblo de mujeres armadas contra la banda de forajidos más temida de Nuevo México, la cual ha arrasado varias poblaciones en otras ocasiones. Un enfrentamiento anunciado que no defraudará.

Godless

El trabajo más redondo de Scott Frank

Decir que esta obra es una maravilla es quedarse corto. Scott Frank, guionista de Logan Minority Report, asume la dirección completa de la serie, así como la autoría del guion completo, para traernos la historia de una sociedad que rompe todo lo establecido, la norma, enmascarada en una aventura de atracos, fugas y vaqueros. Más allá de eso, que es super divertido obviamente, lo más interesante recae en los personajes, todos elaborados con una maestría digna de admiración, con más capas que una película de superhéroes, lo cual consigue que te creas y desees conocer a todos. Hasta el más secundario acaba siendo familiar para el espectador.

Realmente no sabía qué iba a ver, pues el tema western es un género que se puede traducir a un estilo de vestir, un tipo de banda sonora o de escenario, pero no dice de la trama esta terminación más que habrán vaqueros y caballos. Cuando acabó el primer capítulo he de reconocer que estaba un poco perdido, pese a ser consciente que me había encantado lo que había visto y quería seguir sabiendo más, pero no me hacía con ningún personaje protagonista ni entendía las ubicaciones, así como me pareció confusa la línea que pretendía desarrollar pues también se presentaban otras subtramas. No obstante, estas dudas pronto se disipan y acabas conociendo a todos estos personajes tan elaborados, con su ritmo tranquilo aunque nunca aburrido.

Godless

Belleza pura junto a los personajes más humanos

Técnicamente Godless es inmejorable, pues tenemos una partitura perfecta que casa a las mil maravillas con lo que estamos viendo y una fotografía increíblemente cuidada la cual en ocasiones es suficiente para mantenerte enganchado, pues son muchas las escenas con largos silencios que únicamente vemos a un vaquero domando o paseando. Además, te ofrecen muchos valiosos flashbacks que ayudan a entender más las motivaciones de cada personaje y en los que hasta te harán empatizar con el en un principio demonio que parece Griffin y que luego descubrimos su humanidad oculta. Este personaje, por cierto, interpretado por Jeff Daniels en el que es sin duda el mejor papel de su carrera.

Se muestra además otras caras que normalmente en los westerns pasan por alto, como lo es todo el asunto de la doma de caballos, el aprender a montar, las distintas cualidades de las armas, el funcionamiento de los medios de comunicación de finales del XIX, el sistema económico de estos poblados apartados de los grandes núcleos urbanos…

Godless

Ellas cogen las riendas… y los rifles

Todo ello adornado con unas escenas de acción, adrenalínicos tiroteos, que dejarán en evidencia incluso a los recientes trabajos de Tarantino. Obviamente, destaca sobre el resto el desenlace perfecto que nos muestran en un capítulo final de hora y veinte, donde vemos una auténtica batalla de pistoleros. Una guerra entre vaqueros como nunca antes hemos visto.

Sin duda, Godless es una joya que todo el mundo debe ver, pues estamos ante uno de los mejores productos del año, independientemente del tamaño de la pantalla en el que se proyecten estos. El renacer de un género que Scott Frank reinventa en ciertos aspectos para adaptarlo a la era moderna, y que probablemente te hará replantearte tus conceptos en cuanto a roles de género y te concienciará sobre la importancia de la integración, pues no somos tan diferentes como nos creemos, por mucho que llevemos sombreros, falda, seamos indios, negros o blancos, nos atraigan personas de un género u otro. Quédense con el nombre de esta serie, pues es una obra de culto instantáneo.

J. Justo Moncho

ha escrito 285 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: