“My Little Pony: La Película”; el caballero oscuro de los ponis

Nota:
Fuera prejuicios. “My Little Pony “funciona como producto familiar

Cuando te dicen que tienes que ver una película basada en los populares juguetes My Little Pony, lo primero que piensas es en qué lío me he metido. Desconozco totalmente el mundo de estos caballitos y mucho menos su serie, la cual descubrí que existía nada más ver la película. Pero como el cine y mi trabajo, acepté el pase y me dirigí a ver My Little Pony: La Película sin ningún tipo de prejuicios y con la mente bien abierta. Hubo sorpresa.

La cinta nos cuenta la amenaza que vive la aldea de Ponyville (la aldea de los ponis) cuando un terrible villano y su secuaz la invaden. Las ponis protagonistas se van en un viaje hasta el final de equestria para salvar a su querida casa, y se encuentran con nuevos amigos y peligrosos desafíos a lo largo del camino. Con este argumento que poco tiene que ver con lo que pensamos cuando nos referimos a una película de ponis, se nos muestra una historia con bastante toques oscuros y un villano muy bien dibujado y con una secuaz que se le saca mucho partido a la historia. El director Jayson Thiessen dirige con mucha inteligencia, lo que podía haber sido simplemente una cinta para niñas y lo convierte en una película familiar que podrán disfrutar todos sin ningún tipo de restricciones.

Hay que ser conscientes que no deja de tratarse de una película de Ponis y que algunas cosas están infantilizadas y el tono no deja de ser infantil, pero esa oscuridad que ha incluido el director haciendo que muchos de estos ponis sean esclavizados y pasándolo hacen que se trate de lo más parecido que veremos de El caballero oscuro en el mundo de My Little Pony.

Famosetes de ponis

En cuanto el doblaje, en versión original tenemos las voces de Emily Blunt, Liev Schrebier, Zoe Saldana o Michael Peña. Aquí en España hemos tirado de originalidad y la cantante Edurne pone su voz a la secuaz del villano. De nuevo utilizamos el recurso de recurrir a famosetes para que doblen las películas y Edurne no cumple en ningún aspecto, ni siquiera cuando tiene que cantar alguna de las canciones que aparecen en la cinta. La cantante Sia también aparece en la película con forma de poni y nos deja algún tema interesante que funcionan perfectamente en la trama.

La animación de la cinta me ha parecido realmente buena, creía que sería más cutre o peor realizada, pero lo cierto es que cumple de sobra y se deja ver muy bien. La mezcla de animación 3D con original se agradece en estos tiempos donde apenas se hace ya dibujos artesanales. Buena música de Daniel Ingram componiendo también las canciones de la misma cinta, que aunque algunas sean muy moñas, aprueban.

En resumen, ahora que nos llegan las fechas navideñas y hay que llevar a los niños al cine, id a ver Coco. Si están todas las salas llenas, como segunda opción podéis ver My Little Pony: La Película, una propuesta sencilla, sin pretensiones, con toques oscuros para los más mayores y una selección musical para toda la familia. Dejar fuera los prejuicios estaría bien para ciertos críticos de cine.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 524 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: