“Dark”; serie psicológica basada en el misterio, la oscuridad y la manipulación del tiempo

Nota:
“Todo está conectado” en Dark, una producción alemana donde las leyes del tiempo y del espacio no están cerradas

Netflix tiene ya más de 110 millones de suscriptores y se emite en 190 países. Quizá por esto ha decidido dar un giro a su estrategia. Claramente podemos ver como se está centrando en producciones locales más fervientemente. Pasó con Las chicas del cable en España y con Suburra en Italia. Sin embargo, es con Dark donde están llegando a un nivel superior. Según sus autores,  se enmarcan en una nueva tendencia de series de calidad con origen alemán que están empezando a viajar internacionalmente.

Baran Bo Odar y Janje Friese son los creadores de esta serie. Ambos la describen como “un pueblo en el que los niños desaparecen en misteriosas circunstancias. Y se centra en cuatro familias que viven allí: abuelos, padres e hijos adolescentes. Todos están relacionados de alguna forma con las desapariciones. Y la historia funciona como un gran puzle, cada episodio es una pieza del puzle, da nuevas pistas”. De esta forma, nos encontramos en Winden, un pequeño pueblo alemán, marcado por una desaparición. A medida que avanzamos, la trama se vuelve más compleja a la par que interesante. Todo ello lleva a un extraño y perfecto mundo de ciencia ficción donde nada es lo que parece.

Muchos han sido los que han comparado esta serie con Stranger Things o The OA con solo ver las imágenes del tráiler. Sin embargo, en Dark no encontraremos homenajes a los 80’s. Si bien es cierto que aparece esta década, la serie no se centra en ella. Tampoco encontramos entes paranormales, sino más bien se decantan por una rama más científica aunque inverosímil. “La distinción entre pasado, presente y futuro es sólo una terca y persistente ilusión”, Albert Einstein. Este rótulo aparece a los pocos segundos de comenzar la serie, lo que da una pista bastante clara del transcurso de la historia.

Por tanto, lejos de encontrar algo parecido al gran éxito de Netflix, encontramos otro producto de gran calidad. Basándose en la manipulación y saltos en el tiempo, conectando diferentes décadas, Dark proporciona una vista diferente a lo acontecido hasta el momento. Una oscuridad mucho mayor caracteriza a esta producción que no veremos en las nombradas anteriormente. También una realidad más cercana que, sin embargo, hará nuestra mente trizas.

Un contexto oscuro pero bello

Con numerosos escenarios basados en la lluvia, espacios oscuros y bosques tenebrososDark consigue contextualizarse de forma espléndida. Marcada siempre por esa ‘temible’ central nuclear y el accidente de Chernobyl, se muestran contextos tristes que contrastan con la vida y la luz de los protagonistas. Sin embargo, y a pesar de los tonos apagados y sin vida, consigue encontrar belleza en sus escenarios, despertando distintos estímulos en cada uno: fascinación, incertidumbre, recelo y curiosidad. Un claro ejemplo es cuando Jason se traslada en bicicleta por una carretera convencional hasta el pueblo de Winden. Vemos una escena carente de colorido y vida, pero resultando ser una de las más bellas encontradas en la serie.

Compuesto por un elenco totalmente alemán, esta serie sabe como conseguir ese tono de oscuridad, seriedad y frialdad. Quizá sea por esto mismo por lo que consigue este aspecto. Con un reparto tan amplio, no puedo centrarme en todos los personajes, solo en los que me han parecido destacables. Sin embargo, todos los protagonistas y cada uno de ellos han estado a la altura de la serie. Tanto Oliver Masucci (Ullrich Nielsen) como Jördis Triebel (Katharina Nielsen) me han parecido los que más han dado la talla de la serie, junto a Maja Schöne (Hannah Kahnwald). Los tres adultos son los que consiguen una mayor intrusión en la serie por parte del espectador. Por momentos hace que te intereses más en sus vidas personales que en la trama principal. Por su parte, Moritz Jahn (Magnus Nielsen) es el más auténtico de los adolescentes. No parece estar actuando, sino viviendo realmente en Winden.

En conjunto, nos encontramos ante una serie que no podrá hacer frente a Stranger Things, pues esta tiene ventaja con sus grandes campañas de márketing. Sin embargo, tal como dice Friese, “no solo los americanos pueden hacer productos de calidad”. Serie recomendable al 100% que deparará muchas más aventuras con su final abierto.

 

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 149 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: