“Hacia la luz”; la personal delicadeza de Kawase ofrece un bello canto al poder emocional del cine

Nota:
Bello canto al poder emocional

Tras el éxito comercial que supuso la encantadora y sencilla Una pastelería en Tokio, Naomi Kawase volvió a la croisette de Cannes (al igual que con sus magníficas El bosque del luto Aguas tranquilas) con otro producto de prestigio autoral que le permite ofrecer una bella reflexión y digresión sobre el propio cine y su lenguaje; desde la delicadeza, poesía y temáticas habituales de su estilo que la han encumbrado a ser una de las voces más ricas del cine nipón contemporáneo.

Misako (Ayame Misaki) es una joven solitaria que trabaja como adaptadora de guiones para la audiodescripción de las películas de cine para una empresa especializada en ello. Entregada a su trabajo en una de las pruebas de su audiodescripción conocerá  a Nakamori (Masatoshi Nagase), un hombre que está perdiendo la vista gravemente y que ha cimentado su pasión y trabajo en la fotografía. A partir de aquí se construye un melodrama romántica que va más allá de la unión de estas heridas almas solitarias para reflexionar sobre la naturaleza del cine, su transmisión y su valor humano y emocional.

Kawase construye un delicado melodrama a partir de pautas habituales de su cine – personajes heridos que deben afrontar propiamente o a su alrededor la enfermedad o la muerte, el doloroso pasado; uniéndose para afrontar con vitalidad el futuro – y un estilo lleno de la sensibilidad habitual, ejerciendo un relato humano y muy honesto sobre la ceguera y al mismo tiempo sobre la imaginación y el poder del cine. Añadiendo lenguajes ricos como la voz en over audiodescriptiva del personaje de Misako o planos subjetivos de la ceguera de Nakamori, haciéndonos empatizar con la agonía del fotógrafo al ver como su herramienta se degrada y su unión a su inseparable Rolaflex.

Aunque no evita cierto aroma a poesía y estilo new age (ataque fácil para los menos amantes de la obra de Kawase), y el relato resulta algo más forzado en su último tercio, Hacia la luz resulta una de las obras más delicadas y maduras de Kawase; tejiendo a partir de sus heridos protagonistas una profunda reflexión sobre la visión y la imagen; sobre la palabra como traducción necesaria de las emociones para los que no pueden ver y sobretodo bello canto de amor al universo del cine, a su sentido y poder evocador; universal y emocional.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 462 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: