“Molly’s Game”; Aaron Sorkin debuta en la dirección con una historia moral y feminista sobre el auge y caída del sueño americano adaptando la autobiografía de Molly Bloom

Nota:
Teñida de los profundos temas habituales de Sorkin y construyendo como pilar un potente y carismático personaje protagonista encarnado por una gigantesca y bella Jessica Chastain

El oscarizado y célebre guionista y show-runner Aaron Sorkin se estrena como autor absoluto dirigiendo su primer largometraje. Una cinta llena del martilleante talento de Sorkin para los diálogos y que, a partir de su fuerte protagonista, teje de nuevo una mirada al ascenso y descenso del sueño americano basándose en la vida real de Molly Bloom.

Tras ser una prometedora aspirante al equipo olímpico estadounidense en la modalidad de esquí acrobático que se ve truncada por una lesión de espalda, Molly Bloom (Jessica Chastain) empezó a entrometerse en el mundo del póquer ascendiendo hasta unas influyentes partidas clandestinas con los más poderosos de la sociedad capitalista y en la que terminaron teniendo presencias poderosos miembros adheridos a la mafia rusa e italiana. Tras esto es acusada por las partidas clandestinas y por haberse lucrado ilegalmente; tras pagar la fianza y quedarse sin nada, dará con el abogado Charlie Jaffey (Idris Elba) que al intuir ciertos principios morales e integridad en ella la defenderá en el juicio.

Construida en su mayoría en modo de flash-back con incidente voz en off (aunque ingeniosa y vibrante), el espectador sigue los echos pasados desde la narración subjetiva de Molly; su auge y caída en el laberinto capitalista, gracias al ingenio e inteligencia dominando un mundo masculinizado (y tan puramente americano) como el del póquer. Sorkin teje su narración desde un ágil y lúdico montaje para tejer un relato moral (que no moralista) sobre el sueño americano y las trampas del sistema; y la presión “freudiana” que supuso la exigente educación paterna (notable Kevin Costner) en la infancia de Molly para convertirse en la ambiciosa figura en la que se erigió.

Teñida de los profundos temas habituales de Sorkin y construyendo como pilar un potente y carismático personaje protagonista encarnado por una gigantesca y bella Jessica Chastain – ya habilidosa en estos terrenos gracias a la “sorkiniana” El caso Sloane -, el debut en la dirección del creador de El ala oeste de la Casa Blanca The Newsroom supone un entretenido filme que no sobresale en su conjunto a causa de la impersonalidad en la dirección del propio Sorkin; además de un exceso en su metraje y de un desenlace bien construido y que completa el puzzle narrativo; pero que peca de cierta condescendencia en su moralismo.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 336 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: