“The Party”; Sally Potter pone el dedo en la llaga de la hipocresía de la sociedad actual desde una comedia negra llena de actores de primera fila

Nota:
Una de las directoras más activas del cine británico crea una teatral comedia negra que en su brevedad de metraje ofrece una visión satírica y mordaz sobre las apariencias y sobre muchas de las contradicciones que conforman la sociedad occidental

Tras un elogiable paso por festivales como Berlín y Sevilla, una de las directoras más activas del cine británico crea una teatral comedia negra que en su brevedad de metraje ofrece una visión satírica y mordaz sobre las apariencias y sobre muchas de las contradicciones que conforman la sociedad occidental  desde una reunión de amigos en la más preponderante burguesía británica.

Tras ya varias décadas como cineasta, Sally Potter ofreció una de las perlas de la pasada temporada dentro del cine británico con The Party. A partir de la reunión de celebración de varios amigos para felicitar el puesto de Ministra de Sanidad de la anfitriona, la hipocresía y buen trato se verá enmarañado a causa de la noticia que uno de los presentes explicitará, al sufrir un cáncer terminal y empezar a partir de ahí a destaparse ciertas verdades que romperán el buenismo amistoso de los invitados.

A partir de una estética en blanco y negro, un sólo espacio y ciertos momentos decorados con múscia jazz; Potter parece beber de las vanguardias europeas (Nouvelle Vague y el Dogma nórdico de los noventa) para tejer una mordaz crítica a la hipocresía del mundo occidental actual – la situación política, el capitalismo  o el conflicto entre la nueva y vieja religión sin dejar de lado el papel de la masculinidad y el feminismo – construida a partir de un relato de aires teatrales cocido a fuego lento pero realmente negro y mordaz en sus efectistas giros.

A partir de un elenco interpretativo con actores en estado de gracia – donde vale la pena destacar a Kristin Scott Thomas y a una cínica Patricia Clarkson -, Potter teje una crítica que quizás no termina de poner el dedo en la llaga de todos los conflictos y elementos que expone, resultando algo efectista en algunos giros pero indudablemente recomendable como negra sátira a la hipocresía de nuestra época y de ciertas amistades que se rompen cuando las verdades se desenmascaran.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 452 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: