“Call Me by Your Name”; Guadagnino y Ivory construyen una vitalista y maravillosa mirada a la identidad y al primer amor

En plena semana de los Oscar os dejamos este reportaje de la película más bella de las nominadas

Adaptando James Ivory la célebre novela homónima de André Aciman y revisitado todo por la visión del cineasta italiano Luca Guadagnino; Call Me By Your Name se ha alzado desde hace meses (y de forma justificada) como uno de los filmes imprescindibles del año tras cosechar un enorme éxito de público y de crítica especializada desde su estreno en Sundance. Un retrato vitalista, complejo y cercano del primer amor, la belleza y la identidad lleno de una abrumadora sencillez en apariencia.

Colocándonos en un contexto muy concreto en el tiempo, seguimos el veraneo de Elio (Timothée Chalamet) en la casa de verano de sus padres en un pueblo al norte de Italia de 1983. Él dedica su tiempo a paseos en bici, a nadar y sobretodo a leer y transcribir música; al hogar de verano llega Oliver (Armie Hammer) un estudiante universitario que es invitado por el padre arqueólogo de Elio para preparar su tesis y de paso ayudarle en algunas investigaciones que lleva en la zona. Al principio la relación entre ambos es algo reticente y fría; pero el descubrimiento de conocimientos y aficiones comunes y los paseos en bici y las tardes compartidas por el pueblo irá construyendo un sentimiento romántico, sexual y apasionado en ambos.

Tras verse durante tiempo abandonada por los estudios a causa de llegar el proyecto de las manos del veterano británico James Ivory – cineasta muy relevante en los años noventa -; el guión llego a manos del italiano Luca Guadagnino (Cegados por el sol, Yo soy el Amor); uno de los directores más interesantes del cine italiano contemporáneo que llevó esta aparentemente sencilla historia del primer amor homosexual hacia su estética y su universo visual. Tejiendo, con la magnífica ayuda de sus dos actores protagonistas (icónicos Chalamet y Hammer), su filme más maduro y exquisito; y una de las cintas más bellas, sensuales y ricas de los últimos tiempos.

Guadagnino teje desde una estética naturalista cercana al universo de Rohmer o Antonioni, un profundo estudio sobre la identidad y reafirmación de ésta a partir del personaje de Elio; que aupado en la rica, verdadera y honesta composición llena de silencios de Timothée Chalamet, teje uno de los personajes más atractivos y profundos del último cine. Surcando un vitalismo y humanidad gracias a la excelentísima química con su partenaire romántico, el guapísimo Armie Hammer; subrayada por encima del resto por la sensibilidad y riqueza de detalles de la dirección de Guadagnino.

Lo que en apariencia podría resultar una hermosa historia homosexual como cualquier otra, Guadagnino e Ivory lo levan a otro nivel; tejiendo un relato lleno de vitalismo y romanticismo sobre el primer amor, el descubrimiento de los sentimientos que con él afloran sin necesidad de los subrayados trágicos de este tipo de cintas – el pueblo no resulta conflictivo, la familia de Elio mucho menos – siendo el conflicto de la cinta el propio interno que Elio y Oliver entrañan en su interior; valiendo la pena destacar una de sus últimas secuencias en la que el padre de Elio (magnífico Michael Stuhlbarg) habla con su hijo tras haberse ido Oliver; una secuencia llena de emoción que resulta imprescindible para cualquier joven LGTBI que se acerque al filme.

Rodada con una naturalidad y sensibilidad exquisita, la cinta no sólo resulta cercana en la apariencia y en su retrato emocional y psicológico; sino que sabe resultar profunda en su simbolismo – la fruta, las estatuas – y sus influencias – desde la tragedia clásica a la literatura y cine italiano – resultando una sutil obra maestra llena de apabullante belleza. Una oda al primer amor y su luminoso recuerdo con el paso del tiempo además de a la juventud, la belleza y la vida como un universo existencial que disfrutar, que sentir; descubriéndonos nosotros como individuos y experimentando el amor como mayor expresión de lo que significa estar vivo. Un filme imprescindible para cualquiera con un aṕice de emoción sentimental.

Puedes reservar el Blu-ray de Call Me By Your Name en este enlace:

 

Call Me By Your Name [Blu-ray]

 

 

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 269 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: