“Mudo”; la distopía sci-fi de Duncan Jones decepciona a causa de un desarrollo y personajes demasiado simple para las reflexiones y la estética creada

Nota:
Netflix vuelve a tener mala suerte, esta vez lanzando la nueva película de Duncan Jones y precuela espiritual de “Moon”

Tras dieciséis años buscando llevar a flote el proyecto, Duncan Jones (Moon, Código fuente) encontró la oportunidad gracias a la plataforma Netflix; tejiendo una distopía sci-fi que revela a nivel estético sus influencias y que se queda entre la precipitación y cierta simpleza; sin desarrollar las reflexiones y los personajes lo suficiente para resultar la obra mayúscula que muchos fans del género esperábamos que fuera.

Ambientada en el Berlín de 2056, el filme nos presenta a Leo (Alexander Skarsgard); un camarero mudo a causa de un accidente de niño por el que no fue operado al formar parte de la estricta sociedad amish que, tras la desaparición repentina de su novia Naadirah (Seyneb Saleh) irá en su busca y de los secuestradores. En paralelo, seguimos la vida de dos inmigrantes estadounidenses (Paul Rudd y Justin Theroux) que se ganan la vida como cirujanos bajo las órdenes de un mafioso. Ambas tramas terminarán ligándose y con las que Duncan Jones reflexiona de forma desigual y desde un evidente fatalismo, sobre la paternidad y la ambigua masculinidad perdida.

Desde un cuidado estético que remite claramente (y sin sutilezas) a la magistral Blade Runner (1982) – además de una trama y elementos cercanos al cine negro -; Jones ofrece una distopía que no cuaja lo suficiente sus ideas y que se desarrolla con un aire épico y oscuro logrado pero que esconde una endeble y simple historia que, aunque busca reflexionar a partir de los personajes sobre temas como la culpabilidad y la paternidad; se queda a medio camino en la mayoría de ellos.

Protagonizada por un insípido (y mudo) Alexander Skarsgard, el loable reparto resulta desaprovechado aunque Paul Rudd y Justin Theroux merecen una loable mención en su interpretación de tan ambiguos y oscuros personajes, que por otro lado resultan más carismáticos que el personaje principal. Duncan Jones teje una distopía social creíble en su superficie aunque no reflexiona sobre ella (algo que las obras sci-fi a las que se refiere hacía con maestría y profundidad); resultando potente visualmente pero menos evocadora a causa de un retrato más individualista; que se centra en los personajes y en el endeble conflicto principal.

Sin parecerme el desastre enorme que otros compañeros de profesión han visto en la nueva cinta de Jones; Mute parece faltarle cocción en sus reflexiones, tejiendo una temática y personajes que podría dar más de sí y resultando una fatalista y oscura reflexión sobre la paternidad que merecía una construcción y poso más profundo; decepcionando a causa de que la cinta prima lo estético (acompañado de la electrónica banda sonora de Clint Mansell) y un relato simple en el que sus capas resultan forzadas y las reflexiones no llegan a cuajar.

Puedes adquirir el Blu-ray de Moon en este enlace:

Moon (2009) [Blu-ray]

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 459 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: