“El insulto”; genial metáfora del conflicto líbano

Nota:
La película nos cuenta la historia de Toni, un cristiano libanés, riega las plantas de su balcón. Un poco de agua se derrama accidentalmente en la cabeza de Yasser, palestino y capataz de una obra. Entonces estalla una pelea.

Nominada al Oscar en la categoría de película de habla no inglesa, siendo la primera vez que ocurre de un film libanés. También obtuvo en la Seminci de Valladolid el Premio del público y en el Festival de Venecia premio al Mejor actor Kamel El Basha y dirigida por Ziad Dourei, director que ya impactó con El Atentado, además de colaborar con Tarantino como cámara en cintas como Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Jackie Brown o Abierto hasta el amanecer.

La película nos cuenta la historia de Toni, un cristiano libanés, riega las plantas de su balcón. Un poco de agua se derrama accidentalmente en la cabeza de Yasser, palestino y capataz de una obra. Entonces estalla una pelea. Yasser, furioso, insulta a Toni. Él, herido en su orgullo, decide llevar el asunto ante la justicia. Comienza así un largo proceso en el que el conflicto tomará una dimensión nacional, enfrentando a palestinos y cristianos libaneses.

Una película muy bien escrita y con un magnífico ritmo visual que el director consigue llevar a los espectadores a un nivel de intriga y entretenimiento muy por encima de lo esperado, con magníficas interpretaciones y con una gran carga política en la parte final del juicio que hace que pensar y reflexionar. Ya que en el Líbano con una población de 6 millones de habitantes conviven en un delicado equilibrio un 40% cristianos, 60% musulmanes, así como medio millón de palestinos y casi 2 millones de refugiados sirios.

Una cinta para reflexionar y no perderse. Seguramente se estrene en pocos cines, pero si tenéis la oportunidad de poder verla, no lo dudéis.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 607 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: