“Come Sunday”; loable pero académico drama de Netflix que no aprovecha a causa de su corrección en las reflexiones sobre la fe e institución eclesiástica que su protagonista expone

Nota:
Un popular predicador evangelista joven y carismático llamado Carlton Pearson (Chiwetel Ejiofor), pone en duda la existencia del infierno y algunas de las bases que cimientan la institución eclesiástica y sus seguidores, al hacerse preguntas tras la muerte de su tío

Inspirada en la biografía del evangelista Carlton Pearson, Netflix estrena un interesante melodrama más atractivo por sus valores discursivos que por sus formas y por una narrativa demasiado académica y que se queda en un plano medio que no permite subrayar y ahondar en las reflexiones filosóficas sobre la fe y la institución cristiana que puso en duda y expuso la figura protagonista.

Un popular predicador evangelista joven y carismático llamado Carlton Pearson (Chiwetel Ejiofor), pone en duda la existencia del infierno y algunas de las bases que cimientan la institución eclesiástica y sus seguidores, al hacerse preguntas tras la muerte de su tío (su figura paterna) y ver como la real violencia y las guerras que suceden en el mundo (expuesta en la de Ruanda) le desequilibran sus cimientos sobre la fe que la institución defiende, sobre el Dios al que hay que adorar. Estas cuestiones que él mismo expondrá a sus seguidores le llevará a perder influencia y que muchos discutan sus reflexiones.

Dirigida por Joshua Marston – curtido en series como American Crime, The Newsroom Flesh and Bone -, la cinta teje unas formas académicas que siempre se centran en su protagonista y en las reflexiones y dudas sobre la religión y fe a las que se ha entregado; valorando más por sus premisas discursivas que por sus valores cinematográficos.

Marston falla al ofrecer una mirada accesible, un continuo término medio (probablemente para no rechazar a los más dogmáticos y creyentes) que no permite que las interesantes reflexiones sobre la institución y la vertiente y lectura que se ha ordenado como “oficial” de la Biblia no permita tejer una fe y religión más abierta y bondadosa, no sólo con los fieles seguidores sino con los que no pueden acceder a esa fe o reniegan de ella. Tejiendo un melodrama académico que va desfalleciendo en su avance y que se sostiene por sus valores discursivos (a veces no del todo expuestos).

La presencia de Chiwetel Ejiofor en su trabajo interpretativo más loable desde la excelente (y que le valió nominación al Oscar) y oscarizada 12 años de esclavitud de Steve McQueen y secundarios como Michael Sheen permiten que el conjunto resulte atractivo y eficaz, aunque no sobresalga de un evidente conservadurismo académico que no permite ahondar en las formas que el discurso sobre la religión institucional y la fe que Pearson expone sea el real protagonista.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 249 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: