“Borg McEnroe. La película”; la historia de dos grandes del tenis

Nota:
Un enfrentamiento legendario de la historia del deporte que tuvo su culminación en la final de Wimbledon de 1980, que enfrentó a ambos

Entre el medio camino entre el drama deportivo y el biopic, no llega Borg McEnroe. La película se centra en la rivalidad que tuvieron las dos leyendas del tenis: el sueco Björn Borg y el norteamericano John McEnroe , un enfrentamiento legendario de la historia del deporte que tuvo su culminación en la final de Wimbledon de 1980, que enfrentó a ambos. El encargado de llevar a la gran pantalla esta gran historia ha sido el debutante en el largometraje, Janus Metz Pedersen,  que se enfrenta a su primer reto en el largo con esta historia, con el peligro que conlleva este tipo de películas que siempre caen en la formula fácil.

No pasa lo mismo con esta cinta, que en sus dos horas de duración sabe como entretener, mantenernos en vilo y sobre todo contarnos la historia, de manera respetuosa de estos dos astros del tenis internacional que son presentados de tal forma que logras empatizar con los dos, hasta que llegamos al enfrentamiento final entre ellos en una última media hora de película frenética que si no sabes quien gana (mi caso) te mantendrá pendiente a la pantalla por el realismo y la tensión que transmite este último tramo. Grandísimo trabajo el de Ronnie Sandahl en el guión al saber dar importancia a los dos personajes, aunque se tiende tirar más a la figura de Borg, que en McEnroe que a veces no tiene el tiempo en pantalla que hubiese necesitado.

Igualando a las leyendas

Los actores que se meten en la piel de estos deportistas son Sverrir Gudnason y el siempre polémico Shia LaBeouf que destacan por el gran parecido físico entre ellos y los actores originales. Gudnason clava el papel de Borg, tanto fisicamente como en su interpretación, pero sin duda el que mejor sale parado el LaBeouf que logra un McEnroe directo y realista. Muchos puntos tienen en común este actor y el tenista en su forma de expresarse y en sus declaraciones y la elección de casting no podía haber sido mejor. Una alegría para este actor que no atraviesa los mejores momentos de popularidad en su carrera. También tenemos a otro gran actor en el casting como es  Stellan Skargârd como el entrenador de Björn Borg que vuelve a estar soberbio y que se aleja del mundo Marvel para volver al cine comprometido como este.

Partidos casi reales

Las escenas de los partidos como hemos dicho antes están muy bien ejecutadas y en ocasiones parece que estamos viendo a los tenistas de verdad jugando. La banda sonora de Vladislav Dela y Jonas Struck transmite esa sensación de epicidad y emotividad que necesita un biopic de este tipo y queda genial en la cinta.

En resumen, no encontramos ante una película que será disfrutada por todo tipo de público. Tanto el que es fan del tenis, como de los biopics y los dramas deportivos. Una interesante propuesta que rinde homenaje a dos grandes figuras que merecen ser recordadas en los anales de la historia. Mucho mejor que la fallida, La batalla de los sexos.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 595 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: