“Cosas de la edad”; Guillaume Canet y Marion Cotillard se ríen de la fragilidad superficial del actor y la crisis de los cuarenta

Nota:
Célebre y respetado actor y cineasta (sobre todo dentro de las francofonas fronteras), Canet sabe ofrecer una inteligente sátira sobre la decadencia del actor, riéndose de si mismo y de su vida

El actor y director Guillaume Canet ejerce en su nuevo filme de gamberro sátiro al ofrecer una comedia en la que se rie de su propia figura y de la vanidad e inseguridades superficiales de los actores, además de las preocupaciones de la crisis de los cuarenta y reírse de forma gamberra de su vida, tanto la popular y actoral como su vida matrimonial con su mujer, la gran actriz Marion Cotillard.

Célebre y respetado actor y cineasta (sobre todo dentro de las francofonas fronteras), Canet sabe ofrecer una inteligente sátira sobre la decadencia del actor, riéndose de si mismo y de su vida; distorsionando sus propias neurosis con la complicidad de sus amigos y colaboradores (cameo incluido del ya fallecido y legendario músico Johnny Hallyday). Tejiendo un dibujo satírico sobre el ego y la decadencia del actor y la superficialidad y fragilidad de ese mundo, además de sobre la propia aceptación de la vejez en plena crisis de los cuarenta.

Ofreciendo un tono satírico lleno de absurdo y naturalidad en su primer tramo, tanto por su propia figura como una magnífica Cotillard riéndose de si misma y su famoso método de trabajo y preparación – incluyendo un absurdo acento quebequés, una cojera o los premios César como patas de una mesa de diseño – tanto en el trabajo como en la vida matrimonial y personal de ambos; Canet ofrece un tono afilado hilarante e inteligente que lastimosamente se pierde a causa de un relato excesivo en metraje y un humor de brocha gorda en ascenso que en su tramo final termina pareciéndose más a una delirante comedia americana.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 297 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: