“En tiempos de luz menguante”; cosas de casa con sabor comunista

Nota:
La historia nos cuenta la vida de este comunista que cumple 90 años, pero afronta con estoica indiferencia la fiesta organizada por este motivo en su honor

Del director alemán, Martin Geschonneck, nos llega esta curiosa cinta familiar basada en la novela de Eugen Ruge que se centra en la reunión de una familia para celebrar el cumpleaños del patriarca familiar, un comunista chapado a la antigua.

La historia nos cuenta la vida de este comunista que cumple 90 años, pero afronta con estoica indiferencia la fiesta organizada por este motivo en su honor. Exiliado durante el nazismo y acérrimo militante de la causa comunista toda su vida, el anciano recibe un homenaje tardío al que acuden familia, vecinos y antiguos camaradas. A pesar de la aparente alegría de la celebración, todos son conscientes de que el régimen comunista se desmorona sin remedio. Y un nieto de Wilhelm acaba de huir a Alemania Occidental.

Jugando con las rivalidades políticas que tienen cada uno de los invitados al cumpleaños, la película nos deja un debate interesante, pero que se viene abajo por el ritmo irregular que tiene la cinta, las conversaciones banales que tienen los comensales y el mal dibujo que tiene los personajes en la película. A parte de que tiene un humor que no encaja del todo con lo que se intenta intentando explicar y, en ocasiones sacan de la historia.

Una cinta que se adolece en estos puntos, y que tiene su máximo apoyo en la labor de sus tres actores protagonistas, en especial de Bruno Ganz que vuelve a rescatar una cinta y que aquí está soberbio interpretando al nonagenario comunista y que consiguió una nominación a los Premios del cine Alemán como mejor actor.

Una cinta insulsa que no sabe coger un tono, que se excede en su innecesario humor y que solo vale la pena por la interpretación de su trió protagonista. Solo para fans del cine alemán.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 630 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: