“10×10”; funcional y poco memorable thriller en espacio cerrado salvado sólo por la entrega interpretativa de Luke Evans y Kelly Reilly

Nota:
Un tipo aparentemente normal llamado Lewis (Luke Evans) oculta una obsesión contra una chica llamada Cynthia (Kelly Reilly); tras seguirla de forma obsesiva.

Recogiendo de nuevo elementos algo trillados dentro del thriller como los secuestros y espacios cerrados, Suzi Ewing ofrece una cinta funcional y poco memorable dentro del género que encuentra en sus dos actores lo más destacable, en esta historia llena de secretos y emociones escondidas en las que los dos personajes comienzan como un enigma para el espectador. 

Un tipo aparentemente normal llamado Lewis (Luke Evans) oculta una obsesión contra una chica llamada Cynthia (Kelly Reilly); tras seguirla de forma obsesiva, decide secuestrarla en su casa en una pequeña habitación para sacarle la información que desea y por la que esconde un ardiente deseo de venganza; aunque la propia Cynthia, en apariencia inocente, esconde muchos secretos.

10×10 es un filme funcional, que juega en lo enigmático y secreto de sus dos protagonistas como elemento principal de thriller; aunque su rumbo y dibujo – con los habituales traumas emocionales y revelaciones del pasado – no resulte demasiado original y a veces construido a trompicones. Es indudablemente el trabajo interpretativo de Luke Evans y Kelly Reilly, lo más loable de un thriller de secuestros funcional que merecerá la pena para los fans de sus intérpretes pero dejará poco regusto en los amantes del thriller y del género.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 509 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: