La normalidad de lo normal

Nota:

Reconozco que a la hora de ver esta película mantuve una postura bastante reacia hacia ella. A los pocos minutos de la cinta, la película me demostró lo equivocado que estaba con su latente diversión. Situémonos, nos encontramos ante una película que tiene un claro corte adolescente inspirada en el libro ”Yo soy Simón, Homo-sapiens”, libro por supuesto también dirigido a un público adolescente.

Pues bien, lo primero que me engancho de la película como he mencionado antes, es su humor y tono de diversión que mantiene, no cayendo en la repetición ni mucho menos en la parodia o la burla con personajes que consiguen tener una identidad propia e incluso con los que puedes llegar a identificarte en algún momento de la trama. Lo que más me sorprendió de la película es como se tratan temas como la adolescencia o la sexualidad desde un punto completamente optimista, alejándose del pesimismo del que tan acostumbrado estoy como espectador al ver este tipo de contenidos. Realmente el protagonista no tiene ningún problema mas allá del que le supone ser un adolescente, siendo la propia película la que nos hace especial hincapié en esto desde el inicio de la misma, la cual presenta al personaje como ”un chico normal, con una vida normal, que hace cosas normales”. Este mensaje nos lo va confirmando la historia a medida que pasan los minutos, Simón tiene una familia normal, va a un Instituto convencional y tiene una vida tranquila aunque… tiene un secreto y por supuesto, se machaca pensando en: ¿por qué su mayor secreto, tiene que ser un secreto? Este pensamiento va tener en gran medida la culpa de que la película sea película, siendo un reclamo filosófico y psicológico muy interesante para el espectador que visualiza la cinta.

Nadie sabe que Simón es gay hasta que todo cambia cuando en el blog de chismes de clases, alguien confiesa de manera anónima su homosexualidad. Esto, despertará el interés de Simón, ya que lo que lee en esa confesión parece asemejarse bastante hacia lo que él siente. Así, él se crea un perfil falso y se pone en contacto con esta persona, de la que se empieza enamorar. Aquí mes donde la película deja atrás el convencional trato que reciben estas historia de ”amor” que se acaban convirtiendo en una ‘pastelada’ romántica, frente a esta historia que nos muestra como Simón se enamora no de una persona, no de un físico si no de lo que representan esos mensaje y esas conversaciones que tiene con ”Blue” (así se hace llamar el valiente anónimo que confiesa su sexualidad en el blog).

Aquí, es donde la película tiene su punto fuerte, la búsqueda, tanto de Simón, como del espectador; para encontrar al anónimo del que se ha enamorado. La trama comienza a convertirse en una búsqueda del tesoro que el espectador vive en tiempo real junto  al protagonista, una búsqueda plagada de trampas y engaños que mantienen la curiosidad del espectador hasta el desenlace, el cual para mi gusto; hace que la película pierda bastantes puntos, a medida que avanza la película esperas que tenga un final que te deje boquiabierto esperando algún giro de la trama, cosa que al final no ocurre. De la misma manera, su punto más débil es parecer que presenciamos una continuación una historia dentro de la serie de Por 13 Razones, es más, la propia actriz protagonista de la serie, Katherine Langford, aparece en el film como amiga del personaje principal. Además, pese a que te mantiene curioso y expectante en algunos momentos el ritmo se hace bastante lento, aunque bueno, no todo pueden ser disparos láseres y héroes en mallas.

Hablando de esta película también hay que hacer mención a su tema estrella, ‘la homosexualidad’, la cual es llevada con total normalidad y aceptación, y es que, no es una película de ‘gays’ ni un documental de homosexualidad, es una historia de amor. Este tema va acorde con el positivismo de la película, siendo un añadido más que no roba más tiempo que el necesario en pantalla, desde su consciencia con Harry Potter cuando Simón es más joven (el personaje protagonista se siente atraído por Daniel Radcliffe), hasta su abierta confesión pública, confesión que no hace él, una decisión que no es tomada por él y con la que encontramos la caída del personaje, una cara gris de la situación. Cuando esto ocurre, su familia no tiene ningún inconveniente en cuanto al tema de su homosexualidad respecta, ni su gente más cercana le acaba dando más importancia que la que tiene (aunque la película no pierde la oportunidad de hacer un poco de denuncia en cuanto al acoso escolar se refiere). Él sufre las consecuencias que han sido resultado de sus actos por esconder su ‘secreto’ pero no es víctima de su sexualidad. De la misma manera la película no pierde oportunidad de hacer humor con este tema poniendo en evidencia la importancia que tiene el sexo aún en nuestra sociedad y mencionando como afecta esto a las personas, desde conocidos a familiares, desde círculos menores a esferas muchos mayores.

Así, esta película es una declaración de intenciones bastante clara, que nos introduce la normalidad de la homosexualidad a las historias de amor, ya que no pretende ser la típica película de adolescentes, y aunque tiene algunos aspectos a mejorar, acabas del cine pensando y cuestionándote muchas cosas, muchas de ellas muy necesarias para ser un poco más tolerantes y de la misma manera, más felices, haciéndonos no solo mejores personas,sino también, personas más completas.

Entrevista a los actores de ”Love Simon”: https://www.youtube.com/watch?v=LTPom5z0cb4

Iván Pérez Domínguez

Iván Pérez Domínguez ha escrito 4 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: