“Ant-Man y la Avispa”; un paso atrás en el UCM

Nota:
En esta segunda parte después de los acontecimientos de Capitán América: Guerra Civil, Scott Lang lidia con las consecuencias de sus elecciones como superhéroe y padre. Mientras lucha por mantener un equilibrio entre su vida hogareña y sus responsabilidades como Ant-Man

Tras los increíbles acontecimientos vistos en Infinity Wars, los fans del UCM esperábamos con mucha expectación la siguiente cinta de este universo que a tantos nos tiene enamorados. En esta ocasión le tocaba a la segunda parte de Ant-Man, secuela del título de 2015, que si bien era un título menos en la obra Marvel, se dejaba por ver por su humor y los destellos de calidad que dejó Edgar Wright, el cual fue despedido por la casa de las ideas antes de empezar el rodaje. La cinta se convirtió en un éxito (como todo lo que toca Marvel) y ahora nos llega esta segunda parte donde Peyton Reed vuelve a repetir como director al cargo, ya sin nada de resquicios de lo que dejó Wright.

En esta segunda parte después de los acontecimientos de Capitán América: Guerra Civil, Scott Lang lidia con las consecuencias de sus elecciones como superhéroe y padre. Mientras lucha por mantener un equilibrio entre su vida hogareña y sus responsabilidades como Ant-Man, se enfrenta a Hope van Dyne y al Dr. Hank Pym con una nueva misión urgente. Scott debe volver a ponerse el traje y aprender a luchar junto con La Avispa mientras el equipo trabaja en conjunto para descubrir secretos del pasado.

Teníamos muchas ganas de ver esta secuela , ya que la primera Ant-Man nos convenció y supo mezclar lo que es la comedia con el cine de acción, pero esta segunda parte se adolece no saber compaginar estas dos cosas para darnos un producto menos elaborado que su predecesora. El guión es flojísimo, los villanos están desaprovechados y el humor en ocasiones no funciona, siendo a veces demasiado ridículo, incluso para un público infantil que es al que va dirigido esta película. Aunque nos encontramos ante un paso atrás en el UCM, la cinta entretiene pese a sus limitaciones, pero podemos considerar que Marvel no ha puesto demasiado esfuerzo en esta secuela y ha ido directamente a lo fácil, sin arriesgar demasiado, como si se hizo en Infinity War. La conexión con esta última es de lo mejor de la cinta.

Un reparto de lujo, pero no compensado

El reparto de esta secuela se caracteriza por su espectacularidad, pero no todos están al mismo nivel. Paul Rudd en ocasiones se muestra desmotivado y sus chistes no tienen tanta gracia como pudimos ver en sus otras apariciones. Igual le pasa a Evangeline Lilly que pese a que se supone que tiene más protagonismo en esta entrega, no se termina de explotar por completo. Michael Peña se sigue robando la cinta con sus intervenciones siendo lo mejor de la cinta. Michael Douglas tiene más protagonismo interpretando al Ant-Man original y aquí tiene muy buenas escenas, especialmente una que hará las delicias de los fans de los cómics originales. En cuanto a las nuevas intervenciones Laurence Fishburne cambia DC por Marvel con un personaje que se podía haber explotado más. Al igual que el de Fantasma interpretado por Hannah John-Kamen que no llega nunca a explotar. Otra decepción resulta Walter Goggins que no logra ser un villano creíble, pese a las grandes capacidades de este actor. Por último mencionar a Michelle Pfeiffer de la que se esperaba un gran papel y se queda en mero cameo.

Pese a que Disney ha escatimado en un guión decente, en el apartado de efectos especiales han tirado la casa por la ventana dejándonos escenas más espectaculares que la anterior cinta y sobre todo en el rejuvenecimiento de personajes donde vemos  como actores veteranos retroceden en el tiempo gracias al CGI. Qué aprenda DC. La banda sonora de Christophe Beck vuelve a dejarnos el peculiar tema de la saga que tan bien funcionó en 2015 y que aquí vuelve encajar bien.

En resumen, Marvel se relaja tras la tensión de Infinity War. Una secuela más floja que la anterior, pero que sirve como entretenimiento familiar sin muchas pretensiones. Atentos a la primera escena postcrédito porque es lo mejor de toda la película. La segunda si queréis iros del cine, porque es una tomadura de pelo.

Puedes adquirir el Blu-ray de Ant-Man aquí:

 

Ant-Man [Blu-ray]

 

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 658 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: