“Paquita Salas; temporada II”; los Javis pierden la chispa que enamoró con su primera temporada

Nota:
Javier Ambrossi y Javier Calvo vuelven a dar vida a Paquita Salas con la continuación un tanto fría de la más caótica y extravagante de las representantes de estrellas

Tras su apoteósico estreno inicial en FlooxerPaquita Salas no ha dejado de estar en boca de todos. Esto, junto con el éxito que están teniendo sus directores, Javier Ambrossi y Javier Calvo (o ‘Los Javis’), ha hecho que esperemos con gran ansia su segunda temporada. Además, sus cinco capítulos de aproximadamente treinta minutos, la hacen más asequible y disfrutable. De este modo, la segunda temporada de Paquita Salas nos llega de manos de Netflix.

Paquita había perdido a sus dos mejores clientes. Su empresa PS Management de jóvenes actores se veía actualmente sin sus dos estrellas que le permitían hacerse un hueco en esta complicada industria. Primero fue Macarena García, buscando mayor fama. Después le siguió Mariona Terés, su pupila sacada desde la calle al estrellato. Sin embargo, Paquita es una mujer de armas tomar y con recursos, y hará todo lo posible por reflotar su empresa. Y su solución estaba delante de sus narices, con la siempre apartada Lidia San José.

Los Javis han conseguido un sinnúmero de éxitos. Con su película La Llamada se están hecho un hueco importante en el mundo del cine español. Esta serie pintoresca demuestra su gran ingenio para conseguir un entretenimiento total sin llegar a ser cargante. Una cantidad de capítulos muy asequible con una duración precisa. Sin embargo, algo nos ha dejado un tanto vacíos en con esta segunda temporada.

Continuación de historia sin innovar

Volviendo a repetir, su primera temporada enamoró a media España (por no decir a toda). Tan altas eran las expectativas de su continuación que se quedaron por debajo. Sí, os daré la razón a que no estamos a una serie mediocre ni mucho menos. Entretiene, es muy divertida y tiene ese toque crítico hacia la industria del cine y sus integrantes.

Sin embargo, yo esperaba algo mucho más alocado y sacado de quicio. Hay momentos que no se reconoce a la verdadera Paquita potente que se ponía histérica con cualquier imprevisto. Vacíos varios que se han intentado llenar, a mi parecer de forma ineficaz, con un sinfín de cameos. No serán nombrados por no hacer spóiler, pero sí que alguno se os pasará debido a la cantidad de estos. Algunos de ellos están justificados. Otros, sin embargo, están metidos con calzador sin explicación ninguna. También hay que hablar del último episodio. Vale que os hayáis podido quedar sin ideas o que sea una especie de homenaje. Pero, ¿de verdad era necesario ese tipo de episodio?

Las interpretaciones de los actores siguen siendo espléndidas, así como pasó en la primera temporada. Desde Brays Efe hasta Secun de la Rosa, pasando por Belén Cuesta, Lidia San José y Yolanda Ramos, entre otros, bordan la actuación. Una tercera temporada ya está confirmada y la esperamos con ansias pues, aunque haya bajado un poco el nivel, no deja de ser una gran producción. Y más con esa última escena que parecía un punto final.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 179 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: