“El infinito (The Endless)”; la pareja Benson-Moorhead madura su interesante universo sci-fi en esta mezcla de sectas, psicodrama y bucles temporales

Nota:
Filme que adueña al espectador del misterio y le zarandea con sus giros y chispazos tonales y genéricos; resultando una de las cintas sci-fi más atractivas de lo que llevamos de año

Presente en la pasada Sección Oficial del Festival de Sitges (la cual se me escapó ante el caos de las reservas de prensa), la pareja de cineastas formada por Justin Benson y Aaron Moorhead continuando madurando su universo de mezcla de géneros e influencias del fantástico que confirma a El Infinito y a ellos como creadores en una de las voces más atractivas e interesantes del indie y del cine de género. 

Estrenada al igual que hace un tiempo con su filme anterior Spring directamente en formato doméstico y plataformas VOD, Benson y Moorhead protagonizan su propio filme para ofrecer un largometraje que necesita de la atención del espectador gracias a su ingenio y misterio a cocción lenta, que saca con gran inteligencia y talento todos los recursos de su ínfimo presupuesto, mezcla de horror cósmico, thriller psicológico, la literatura de Lovecraft – lo desconocido y la naturaleza como elementos de terror – y sectas y bucles temporales a partir de los que ofrecen una interesante reflexión sobre la vida, la incredulidad y la religión.

Temas habituales de su cine y una profundidad discursiva más eficaz incluso que en sus muy recomendables filmes anteriores alzan a El Infinito como un paso de madurez muy remarcable en la filmografía de la pareja Benson-Moorhead, resultando un filme que adueña al espectador del misterio y le zarandea con sus giros y chispazos tonales y genéricos, resultando una de las cintas sci-fi más atractivas de lo que llevamos de año.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 336 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: