“Siberia”; la versión más inexpresiva de Keanu Reeves lidera este tedioso thriller lleno de aburridos tiempos muertos y tramas dispersas

Nota:
Un empresario dedicado al tráfico de diamantes tiene que negociar y llevar a un poderoso mafioso ruso una rara variedad de doce diamantes azules a St. Petersburgo

Un hierático e inexpresivo Keanu Reeves marca de la casa protagoniza este aletargado y aburrido thriller sin rumbo lleno de tiempos muertos en el que Matthew Ross (Frank & Lola) no sabe llevarlo hacia un terreno de la acción buscando más bien una exploración a lo aburrido y simplemente tedioso de la mafia rusa y el espionaje que busca acercarse a filmes recientes como Gorrión rojo.

Un empresario dedicado al tráfico de diamantes tiene que negociar y llevar a un poderoso mafioso ruso una rara variedad de doce diamantes azules a St. Petersburgo. Cuando el trato se trunca, decide ir a Siberia en busca de su intermediario y de los diamantes; allí mientras espera la cita conoce a una atractiva propietaria de un café con la que tiene una apasionada relación mientras su vida se torna cada vez más peligrosa ante sus tratos fallidos con el grupo mafioso.

Siberia nos deja la peor versión de un inexpresivo Keanu Reeves, menos comprometido y sin tener los momentos de lucimiento en la acción que tan bien le sentaron en John Wick; perdido y aburrido en Siberia en una narración aletargada, sin interés y llena de tramas y tiempos muertos que no llevan a rumbo alguno, aderezado de paso por un mapa de villanos que parecen de broma y que los momentos de pulsión sexual – con la rumana Ana Ularu como partenaire; muy por encima del nivel general del filme – no salvan, si no que continúan dispersando este aburrido thriller de espías que es probable que ni los más adeptos de Keanu Reeves les interese.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 438 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: