“The Devil’s Doorway”; convento religioso inquietante y un buen uso del found-footage para una correcta y estimable cinta de terror

Nota:
Dos sacerdotes van a investigar y probar si realmente suceden milagros en el convento de clausura situado de Irlanda

Estrenada directamente en algunas plataformas VOD, la directora Aislinn Clarke sabe ofrecer una buena cinta de terror dentro del tan manido y ya desestimado por algunos fans del género estilo formal y narrativo del found-footage (o metraje encontrado en nuestro idioma) situándonos en un inquietante convento de clausura al que dos sacerdotes van para grabar y probar los anunciados sucesos de eventos milagrosos que allí parecen suceder, como que la estatua de la Virgen llora sangre. 

Dos sacerdotes van a investigar y probar si realmente suceden milagros en el convento de clausura situado de Irlanda, un lugar en el que las monjas internas tratan a antiguas prostitutas, locas y huérfanas desequilibradas. Nada más llegar ambos sacerdotes empiezan a sentir extraños ruidos y visiones.

Aislinn Clarke sabe ofrecer una atmósfera y numerosas set pieces realmente inquietantes desde las formas de un montaje entrecortado y subjetivo no innovador pero eficaz ante ese clima enfermizo de misterios religiosos y demoníacos que rodean al convento y a las monjas del lugar, dibujando además un admirable personaje como el del Padre Thomas (Lalor Roddy), incrédulo y descendiendo a las catacumbas del lugar. Una de las propuestas de found-footage más destacables de las últimas temporadas.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 437 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: