Lo imprescindible del Festival de San Sebastián 2018

La guía definitiva para cinéfagos festivaleros

La programación ya está subida, las estrellas invitadas ya han confirmado su asistencia y las calles se llenan de publicidad para el que va a ser el evento cinematográfico del año en la capital donostiarra. Con tanta información llenando nuestro espacio mental, es relativamente fácil marearnos y acabar quedándonos en casa mirando Netflix, hechos un ovillo. Por eso, os hemos hecho los deberes y desde Ciempiés os traemos una selección de películas que no debes perderte de esta edición del Festival de San Sebastián. Atención: para verlas todas hace falta mucho, mucho café.

Las hay de todos los colores, como siempre. Este año, afortunadamente, la Sección Oficial viene más cargada que nunca de propuestas sugerentes, entre las cuales cabe destacar una fuerte participación por parte de directores españoles de primera liga. Empezaremos por la más esperada por una servidora, Quién te cantará, de Carlos Vermut, director que ha demostrado, con tan solo tres películas a sus espaldas, ser uno de los grandes maestros del thriller neo-noir del panorama internacional. También en clave de suspense vuelve Rodrigo Sorogoyen, después de ganar el premio al mejor guion hace un par de años con Que Dios nos perdone y otra vez acompañado de Antonio de la Torre como protagonista. El otro plato fuerte del banquillo nacional viene de la mano del maestro José Luis Cuerda, que acaba lo que empezó en 1989 con la inclasificable y muy, muy negra comedia Amanece que no es poco. Así es que, habiendo pasado treinta años desde esa primera parte y situándola en el año 9177, la secuela no pueda llamarse sino… Tiempo después. Por último, los amantes del documentalismo del siempre brillante Isaki Lacuesta podrán disfrutar del retorno a la pantalla de los hermanos que protagonizaban, años ha, La leyenda del tiempo, con su continuación – Entre dos aguas. En aguas internacionales la cosa no se queda corta, pues tendremos la oportunidad de ver lo nuevo de nombres como Claire Denis, que ha contado con los maravillosos Robert Pattinson y Juliette Binoche para llevar a cabo su particular odisea espacial y personal, bajo el nombre de High Life. También L’homme fidèle, lo último de Louis Garrel, habitual en competición, o la gran sorpresa en materia de género: In fabric, excéntrica cinta de Peter Strickland, director que con tan solo tres películas a sus espaldas ya es considerado de culto. Además, aunque no sea demasiado afín a mis gustos, Felix Van Groeningen reúne a Steve Carell y Timothée Chalamet en Beautiful Boy, un drama familiar de alto voltaje que es de visionado obligado para estar al corriente de lo que se cuece en los fogones del Hollywood más indie.

High Life (Claire Denis)

Pero para aquellos que queráis ir a una apuesta segura, la mejor sección es la de Perlas, que, recordemos, recoge lo mejor del resto de grandes Festivales europeo, la crème de la crème del cine de autor de la próxima temporada. Alfonso Cuarón trae Roma, la que probablemente sea la más sonada de todas las producciones, por haber puesto el sello Netflix al imperturbable León de Oro veneciano tras la polémica expulsión del cine bajo demanda en Cannes. También el western The Sisters Brothers, dirigida por Jacques Audiard y con un elenco de Oscar, debutó en Venecia, donde fue recibida por una larga ovación por parte del público. En una línea más sibarita tenemos a Jaime Rosales y su melodramática Petra, protagonizada por la incuestionable Barbara Lennie, que causó muy buen efecto en la Quincena de los Realizadores de Cannes. De todas formas, la favorita de quien os escribe es Mirai, mi hermana pequeña, del grandísimo Mamoru Hosoda. Hosoda siempre ha sido considerado el continuador de la tradición Ghibli y, por ahora, es el único director japonés que trabaja con animación tradicional (si exceptuamos al maestro Miyazaki, claro). Además, su paso por Annecy y Venecia dejaron un reguero de buenas críticas, así que nada malo puede pasar – por lo menos hasta que se demuestre lo contrario. Por último, dos ‘musts’ (en un sentido estricto de la palabra, pues darán mucho que hablar en unos meses, por poco que nos interesen ahora mismo): First Man, de Damien Chazelle junto a su muso Ryan Gosling, y el remake de Ha nacido una estrella, dirigida y protagonizada por Bradley Cooper y que cuenta con la muy sorprendente Lady Gaga en su primera incursión actoral.

San Sebastián no solo se conoce por sus grandes producciones, claro. Es también una de las sedes de la vanguardia cinematográfica de la temporada que viene, gracias a secciones como Zabaltegi-Tabakalera. Este año, para una servidora, destacan tres propuestas: la primera viene del país de Apitchatpong Weerasethakul y el nombre del director conlleva las mismas dificultades de escritura que el de su compatriota. Se llama Phuttiphong Aroonpheng, su película es Manta Ray y ganó el Premio Horizontes en Venecia con una historia de amistad y traición en un lugar recóndito de la costa tailandesa. También desde Asia llega Gan Bi y su arriesgada puesta a prueba, El largo viaje del día hacia la noche, que es nada más y nada menos que un plano secuencia de 50 minutos en 3D. La película promete mucho, pero personalmente temo por mi integridad física durante la experiencia. Cual cereza en un pastel, cual sorbete de limón al final de una opulenta comida, llega Le livre d’image, lo nuevo del siempre adelantado Jean-Luc Godard. Metáforas a parte, resultará más que interesante seguir de cerca la destrucción del lenguaje audiovisual por parte del francés, sobre todo teniendo en cuenta que su particular proyecto se proyecta al lado de las películas cuyo lenguaje pretende cuestionar.

 

Un largo viaje hacia la noche (Gan Bi)

En cuanto al resto de secciones, vamos un poco con las manos vacías, a decir verdad. Sabemos que en Horizontes Latinos y en Nuevos Directores siempre acaba saliendo “esa perlita” de la que todo el mundo acaba hablando, así que este año vamos abiertos a que nos sorprendan. De momento, si hubiera que recomendar alguna, sería Las herederas, del paraguayo Marcelo Martinessi (para Horizontes Latinos), que ya lleva detrás un par de premios en el TIFF y en Berlín. En materia de Nuevos Directores, recomendaría el drama social Oreina, del vasco Koldo Almandoz, oriundo justamente de la capital donostiarra.

Ansiosos esperamos ver a Hirokazu Koreeda, a Danny DeVito y a Judi Dench, el maestro, el revulsivo y la gran dama – los tres, condecorados por su larga trayectoria con el Premio Donostia. Pero no habrá solo grandes hitos, sino que las noches brillaran también al estilo sunshine pop. No era por nada que José Luis Rebordinos, Presidente del Festival, aseguraba en una entrevista al Diario Vasco que esta edición sería de lo más glamurosa, pues contaríamos con la presencia de nombres como Ryan Gosling, Juliette Binoche, Robert Pattinson, Claire Foy, Laetitia Casta o Thimotée Chalamet. Lo ideal para revolucionar las hormonas de los afortunados que encuentren sitio en la alfombra roja.

Eso ha sido todo por hoy, amigos. Mañana empezaremos a hacer crónica diaria para destapar si finalmente las grandes esperadas cumplen nuestras expectativas y para ver si descubrimos “aquella perlita desconocida” por nosotros mismos. Stay tunned.

Mariona Borrull

Mariona Borrull ha escrito 18 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: