“Johnny English: De nuevo en acción”;Rowan Atkinson sigue haciéndonos reir, pero la fórmula se agota

Nota:
Gags y humor físico en la vuelta de Johnny English al cine

Tras alcanzar el éxito en su paso por la televisión y el cine con su personaje de Mr. Bean, el actor y guionista inglés Rowan Atkinson consolidó su paso al cine al crear un nuevo personaje que dio lugar a su propia saga cinematográfica, un agente del servicio secreto inglés que parodio al agente inglés más famoso, James Bond que ya había aparecido en una serie de spots de un banco británico. La cinta de 2003 se convirtió en un éxito a la que siguió su secuela en 2009, con un guión más elaborado y que repetia también fortuna.

Atkinson se mostraba reticente en volver, pero un buen talonario ha hecho que vuelva al personaje en esta última entrega que retoma todos los aciertos de las otras entregas.

La película cuenta que cuando un ciberataque revela la identidad de todos los agentes secretos en activo de Reino Unido, Johnny English se convierte en la única esperanza del servicio secreto. Para para encontrar al hacker, esto fuerza su regreso después de retirarse, pero como sus habilidades son bastante limitadas English tendrá que esforzarse para superar los desafíos tecnológicos de la era moderna.

Dirigida por David Kerr, se pone al frente del regreso del torpe agente secreto y consigue darle a la película un adecuado ritmo que gracias a un guion ingenioso logra un filme ligero y lleno de cómicas situaciones.

Atkinson domina con maestría el humor físico y sabe usar cada músculo para hacer reír, y en esta tercera parte lo consigue en parte gracias al buen argumento, los chistes ligeros y bien diseñados y varios gags a la altura de sus buenos momentos en la televisión con Mr. Bean, sobresaliendo la genial e hilarante secuencia de English en la realidad virtual. Si bien es cierto que en esta entrega ya notamos síntomas de desgaste y tiene el guión más flojo de las tres partes, pero sin duda los fans de Atkinson la disfrutarán.

Rowan Atkinson vuelve a estar genial en el papel de English aunque los años ya se empiezan a notar. Ben Miller vuelve a la saga después de la primera entrega con su entrañable personaje y que vuelve a tener una gran química con Atkinson. En el lado femenino tenemos a Olga Kurylenko en el papel de mujer florero que tanto ha repetido durante su carrera y a la gran Emma Thompson en un divertido rol de primera ministra.

Una película divertida que gustará a los fans de Rowan Atkinson y la saga. Es la entrega más floja de las tres, pero no por ello deja de ser divertida.

 

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 633 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: