“Bleach (live action)”; estrepitosa y reducida adaptación de unos de los animes shonen más famosos de los últimos tiempos

Nota:
De manos de Netflix nos llega la adaptación de las aventuras de Ichigo Kurosaki y Rukia Kuchiki en el primer arco de Bleach

Pocos son los shonen que están a la altura de BleachOne PieceDragon ball Naruto son los únicos que le superan en popularidad. Sin embargo, muchos han sido los que han conseguido su propia live action. Ataque a los titanes, Full Metal Alchemist Death Note son un ejemplo de ellos y de como casi siempre no se obtiene buen resultado.

Esta película apenas abarca el primer arco de la serie. Si bien es cierto que hablamos de una serie de gran extensión y que, no toda la película podría abarcar la historia principal, la extensión de ciertas partes se podría haber reducido. Innecesarias batallas y complejas interacciones entre los protagonistas se podrían haber obviado dando paso a sucesos más importantes. Además, los doblajes a castellano de películas japonesas siempre son toscas y metidas a calzador (desde mi punto de vista). Puede ser que se busque potenciar las personalidades y acercarse al anime, pero si se intenta llevar al life action, también debería suceder con la forma de hablar de los personajes de una forma más real.

Por el contrario, se producen unas escenas diseñadas con humor y dinamismo que dan aire a la trama. Las situaciones del entreno de ‘shinigami’ bajo ese puente resultan refrescantes entre tanta información. Aunque estas no son suficientes como para enmendar una historia que queda inacabada y que puede confundir a los que no saben nada acerca de Bleach.

Excepcional reparto y conseguida caracterización

Refiriéndonos al apartado técnico podemos hablar de unos efectos especiales bastante conseguidos. Los ‘Hollows’ son muy similares a los que encontramos en la serie original. Aunque aún falta mucho por ver, como ‘los Espadas’ u otros monstruos. En cuanto a los personajes, Ichigo, Rukia, Byakuya, Uryu o Renji, las caracterizaciones son prácticamente calcadas al anime. Mismos atuendos, mismas armas, mismo accesorios. Absolutamente todo es igual que en el anime. Los únicos que desentonan son los personajes de Chad y Orihime.

Todos y cada uno de los actores protagonistas concuerdan muy bien en su papel. No obstante, a destacar están Sota Fukushi (Ichigo) y Takamasa ‘MIYAVI’ Ishihara (Byakuya). Ambos actores representan su papel a la perfección. Uno como el colegial que posee poderes pero que no entiende nada de donde se ha metido. El otro como un general frío y calculador del Centro de Almas con un poder sin igual.

En definitiva, una adaptación más que escueta, con mucho con resolver y muchos altibajos a la hora de sumergirnos en su trama. Aún se desconoce si habrá una secuela (o varias a este paso) para explicar el resto, ya que se da una idea equivocada del villano, la función de los shinigamis y el verdadero potencial de los protagonistas. No obstante, hay que aplaudir esa caracterización hiperdetallada de los personajes principales.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 185 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: