Festival de Sitges 2018 – Día 2: La sombra de la ley/ The Last Fiction/ Elizabeth Harvest/ Asher

La sombra de la ley (Dani de la Torre, España) – Òrbita

Tras un notable debut en el que dejó a las claras su habilidad para el thriller (El desconocido), el gallego Dani de la Torre traslada su nueva película a la Barcelona de los años 20 para construir un marco convulso de la historia del país desde los elementos iconográficos clásicos del noir y del cine de gangsters y policíaco.

A la Barcelona de 1921, llena de negocios ilegales y en ardiente revuelta obrera de raíz anarquista con continuos enfrentamientos y huelgas llega el policía Aníbal Uriarte (Luis Tosar) desde Madrid para ayudar en la investigación del asalto nocturno a un tren que parecía esconder grandes riquezas junto a un grupo de compañeros de métodos poco convencionales. En medio de ese ambiente, Aníbal conocerá a Sara (Michelle Jenner); una joven idealista que protesta en las calles mientras debe revelar la verdad tras ese asalto que pondrá en el punto de mira tanto a anarquistas como a los nobles más influyentes y otros poderosos estamentos.

Dani de la Torre teje un noir clásico con los elementos habituales de este tipo de cintas, desde el retrato de unos bajos fondos y sus poderosos influyentes (Manolo Solo como líder del club más grande y conocido de la ciudad) hasta una sociedad podrida que inevitablemente tendrá un cambio (sucede meses previos al golpe de estado de Primo de Rivera) desde personajes interesantes aunque no se salgan de arquetipos ambiguos del noir.

Dirigida con buen pulso y entendiendo los códigos clásicos del género, de la Torre ofrece un filme que aunque de factura impecable no encuentra carácter propio al remitir continuamente y de forma evidente a otras obras del género, desde Scorsese y Leone hasta contemporáneas como la serie Peaky Blinders; ofreciendo un entretenido y solvente filme que desgraciadamente nos recuerda continuamente a escenas y momentos de esos maestros de forma deliberada.

Esto le aporta un frío distanciamiento al conjunto que no permite alzarla a ser uno de los referentes actuales del tan buen thriller patrio contemporáneo (La isla mínima, Que Dios nos perdone) aunque la mayoría de sus elementos funcionen y el filme sea un buen entretenimiento y sobretodo encuentre un rutilante reparto más que solvente, destacando evidentemente a un siempre notable Luis Tosar y secundarios de lujo como Vicente Romero y Manolo Solo que cierran el buen envoltorio de un noir clásico típico que expone de forma atractiva y fiel el retrato de una época de gran inquietud en la ciudad condal en particular, resultando interesante en la evolución de su capa y retrato histórico.

Valoración: 6/10

The Last Fiction (Ashkan Rahgozar, Irán) – Anima’t

Cinta animada iraní que adapta leyendas de la tradición persa y que desde una animación que parece por momentos de videojuego construye un relato épico muy típico en su evolución y en sus elementos, resultando plana y algo aburrida al ofrecer los arquetipos típicos de las historias épicas tradicionales con joven héroe que debe lidiar con su destino y destronar a un oscuro rey egoísta seducido por el mal.

The Last Fiction nos adapta libremente un episodio del libro Book of Kings descrito entre el 977 y el 1010 por el poeta persa Abolghasem Ferdowski. En el que un rey que construye una enorme polis cae rendido al maligno demonio y deja el trono al príncipe Zahak, que rápidamente se verá seducido por la fuerza demoníaca y llenará la ciudad de robo y asesinatos a los primogénitos de las familias al revelarse algunos de ellos contra la subida de impuestos. Dos décadas después con la ciudad sumida en la oscuridad un joven héroe que vio morir a sus padres mientras sólo era un bebé será el elegido para liberar del rey demoníaco a la ciudad.

Una de las novelas épicas más relevantes previa a la construcción del Islam ofrece en esta adaptación animada todos los arquetipos de las leyendas de la época, excesivamente rígida y previsible en su evolución a causa de ello. The Last Fiction además no ofrece una técnica animada que nos sorprenda más bien juega con efectos 3D bastante añejos para los tiempos actuales (entendiendo que la industria iraní es más bien neófita y los recursos de producción son menores) resultando una cinta animada que puede quizás interesar a algunos curiosos de la cultura persa y árabe pero que como largometraje animado resulta poco remarcable ante lo previsible del conjunto narrativo.

Valoración: 4/10

Elizabeth Harvest (Sebastian Gutierrez, USA) – Oficial Fantàstic Competició

Sebastián Gutiérrez (Hotel Noir, Rise: Cazadora de sangre) ofrece en este frío, formal y decepcionante thriller una revisión actualizada del mito de Barba Azul que cae víctima de una construcción formal gélida y pretenciosa y de un thriller poco atractivo frente a los elementos que podía aprovechar.

La joven Elizabeth llega a la gran casa de su nuevo marido, un hombre maduro de gran fortuna y que parece haber encontrado lo que le faltaba en su vida en la aparentemente simple e inocente Elizabeth. Al presentar el hogar, el hombre sólo le prohíbe la entrada a una de las habitaciones. Intrigada ante esa tentación Elizabeth se adentrará en esa sala y descubrirá un secreto que desvelará una oscura revelación sobre su marido.

Tomando el mito de Barba Azul como referente clásico, hombre que coleccionaba y mataba a sus mujeres como colección y propiedad; Gutiérrez ofrece una puesta en escena fría, estética y formalista que bebe del cine de Lynch y de Brian De Palma sin que ello le aporte un gran interés a causa de un relato caótico y simple durante gran parte del tramo, ahogado aún más en muchos instantes llenos de giros que desorientan al espectador en esta versión más aparentemente empoderada y moderna del mito.

Frente a un elenco atractivo en líneas generales, Elizabeth Harvest evita el desastre como obra gracias a que en su tramo final el relato da todo el protagonismo a sus bellas y magnéticas actrices; Abbey Lee en su primer papel protagonista, y Carla Gugino que se dota de mayor peso en el relato cuanto más avanza; salvando su trabajo interpretativo muchas de las ideas fallidas y sin rumbo del guión y la dirección. Una de las primeras decepciones vistas del certamen.

Valoración: 5/10

Asher (Michael Caton-Jones, USA) – Òrbita

Ron Perlman recibió ante el entregado público del Auditori Meliá su galardón honorífico Màquina del Temps antes de presentar este convencional thriller que produce y protagoniza y que perfectamente podría haber sido estrenado en los años noventa, ofreciendo las trampas y subtramas melodramáticas habituales de muchos thrillers de aquella época.

Perlman interpreta a Asher, un ex-agente del Mossad retirado que ahora se dedica a ser un asesino a sueldo; empezando a tener ciertos achaques y tomando conciencia de una retirada conocerá a Sophie (Famke Janssen) a causa de un desmayo en su rellano cuando iba a realizar uno de sus trabajos. Aún así verá su vida amenazada ante la situación de que parece haber un topo dentro de su pequeño grupo de jefes que le encargan los trabajos.

Dirigida de forma plana e impersonal por parte de Michael Caton-Jones, Asher resulta un filme al que ir sin grandes exigencias, prácticamente un producto de hace dos décadas o de telefilm que dispersa sus subtramas y aporta cierto peso a otras melodramáticas bastante menos atractivas – la romántica con Janssen o la relación de Sophie con su madre senil, interpretada por la leyenda Jacqueline Bisset – ofreciendo un filme sencillo que se salva de su gran maniqueísmo gracias al innegable compromiso y carisma de Perlman como protagonista y que no hubiera sido nada más, ni carne de pase en el Auditori; sin la propia presencia del actor estadounidense.

Valoración: 5/10

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 383 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: