“Maniac”; Emma Stone eclipsa a un más que correcto Jonah Hill en una serie sobre el subconsciente y enfermedades mentales

Nota:
Netflix nos trae este drama basado en la relación que crean dos enfermos mentales y de como son capaces de conectar y, a la vez, de desconfiar el uno del otro

La serie dirigida por Cary Fukunaga ( director de Jane Eyre) había levantado gran expectación mucho antes de su estreno. Quizá sea debido a los dos actores que protagonizan esta serie. Emma Stone y Jonah Hill son los encargados de interpretar a Annie y Owen respectivamente. Maniac es una serie que falta le hacía al catálogo de Netflix últimamente, pues había sacado varias producciones atractivas sin gran afán. Ni Disenchantment (la última gran conocida) había levantado tal interés. Así pues, la plataforma norteamericana vuelve a ilusionar tras un gran vacío.

Annie y Owen son dos personas que deciden asistir a una prueba clínica de manos de una gran farmacéutica. Este ensayo consiste en la toma de tres pastillas en días consecutivos para analizar y erradicar problemas mentales a través de resoluciones en otros planos mentales de los sujetos. Sea cual sea su carácter u origen, todos los traumas o problemas se pueden solucionar, según dice la compañía farmacéutica NTB. No obstante, la prueba sufre algunos contratiempos que tendrán grandes implicaciones en la manera de socializar de los protagonistas, tanto en la vida real como en las alucinaciones programadas de investigación.

Con una peculiar mezcla entre años 80 y metrópoli japonesa, el contexto resulta fascinante. Los colores, los modelos y las caracterizaciones de los personajes nos transportan a la década de los 80 de una forma muy exacta. Por el contrario, la mencionada metrópoli japonesa se nos presenta de forma muy sutil. Aunque muchas de esas características pasen desapercibidas, acabaremos encontrándolas.

Emma Stone eclipsa a Jonah Hill

La pareja Stone-Hill resultaba muy atractiva a priori. Dos grandes actores de Hollywood y una trama psicológica que dará vueltas a tu cabeza una y otra vez. En el primer capítulo apenas se encuentra diferencia de calidad entre las tramas independientes de los personajes. Incluso me atrevería a decir que la apuesta fuerte era Jonah Hill, pues su personaje parecía mucho más complejo, con una historia mucho más dura y profunda que la de Stone. Sin embargo, al poco de ir siguiendo Maniac, Emma Stone eclipsa a su compañero.

La perfecta personificación de un personaje devastado es la clara diferencia entre ambos actores. La historia propia de Emma Stone evoluciona durante toda la trama, mientras que la de Hill se queda estancada. Con esto no quiero decir que Jonah Hill desafine ni lo más mínimo, pero si que se ese papel podría haber dado para lucirse mucho mas. Quizá sea culpa del guion y no suya, pero él es el que sufre esta anulación.

En resumen, Maniac compone una aventura psíquica a través de varios minisketches donde se entabla una relación de amor-odio entre los protagonistas. A través de su conexión en los espacios que crean sus mentes, se nos muestra la importancia de conectar y de aceptarse a uno mismo. Con varias aventuras con giros de argumento, se nos enseña esto a través de un esquizofrénico y de una persona traumada por una pérdida pasada. Con una duración de 10 episodios que varían entre los 25 y los 45 minutos, esta serie es muy recomendable de ver.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 179 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: