Festival de Sitges 2018 – Día 10: The Blood of Wolves/ Diamantino/ Upgrade (Ilimitado)/ Monstrum

Último día en Sitges con enorme actividad por hacer y despedir con buenos honores una edición muy interesante y con títulos imborrables de nuestra retina y mente. Un día protagonizado por la Clausura de 2001: A Space Odyssey y su medio siglo de paradigma del la ciencia ficción y de la Historia del Cine. A ello se ha sumado la presencia de Ed Harris y M. Night Shyamalan, últimos Premios Honoríficos del certamen, en el que el cineasta de origen hindú de paso, ha presentado un avance de la esperadísima Glass

The Blood of Wolves (Kazuya Shiraishi, Japón) – Òrbita

Mi último día en la 51 edición del Festival de Sitges se inició muy temprano con este thriller nipón que remite al espíritu del cine de Koji Wakamatsu aunque no se salga de ciertas claves habituales.

Un joven detective es trasladado a una comisaría de la Hiroshima de los años 80 para investigar los lazos de un oficial con los clanes yakuza de la ciudad. El innegable carisma del veterano oficial y una serie de crímenes que preludia una posible guerra entre las mafias complicarán su previsiblemente sencilla misión.

El filme de Kazuya Shiraishi se mueve dentro de unos elementos del thriller y el policíaco habituales, añadiendo la siempre agradecida dosis de humor negro en una historia de guerras de yakuza con la oficina policial de por medio en la que el magnifico carisma del gran Koji Yakusho sobresale.

Su joven protagonista resulta bastante plano y claramente sale perdiendo en carisma y relevancia contra Yakusho. El filme juega además con elementos demasiado habituales para el espectador (policía ambiguo, guerra entre mafiosos o la chica “gancho”), que verá en pantalla un correcto thriller con yakuzas pero sin grandes elementos a remarcar.

Valoración: 6/10

Diamantino (Gabriel Abrantes & Daniel Schmidt, Portugal/Francia/Brasil) – Oficial Fantàstic Competició

Una de las sorpresas del cine europeo este año desde su paso por la Semana de la Crítica de Cannes es esta sátira política absurda y entrañable a partes iguales que sigue la vida de Diamantino, el mejor futbolista del mundo que vive una crisis tras fallar un penalti en los últimos instantes de la final del Mundial.

Diamantino (entregado Carloto Cotta) es el mejor futbolista del momento; es guapo y rico además. Tras fallar un penalti en la final del Mundial, Diamantino pasa por cierta crisis aún con el apoyo de su padre. Un día ayudará en su yate a unos refugiados que llegaban al país. Esto cambiará sus propósitos y decidirá adoptar a uno de ellos mientras en ello se esconde una tapadera para descubrir sus cuentas y delitos fiscales. Además rueda un anuncio para un partido neofascista y anti-europeo; se ofrece a un extraño experimento de genética y clonación; y lidiar con sus caprichosas y egoístas hermanas gemelas.

Aparentemente juzgada como una parodia de Cristiano Ronaldo – es inevitable e imposible no ver el parecido -, Diamantino va más allá de sus elementos de spoof movie y ofrece una de las sátiras sobre la crisis europea actual más contundentes y delirantes que hayamos visto.

Un filme que abraza el humor absurdo y que evoluciona el carácter infantiloide e inmaduro de Diamantino hacia lo entrañable, para exponer un mundo a su alrededor tremendamente oscuro; y hablar desde la comedia con inteligencia sobre la crisis de los refugiados y la inmigración y el ascenso del fascismo y la ultraderecha en Europa.

No todos conectarán con su delirio absurdo y ciertas fugas pueden hacer en algunos espectadores rebajar su crítica social. Pero aún con su imperfección, Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt ofrecen desde lo absurdo una de las sátiras más certeras sobre la Europa actual.

Valoración: 7/10

Upgrade (Ilimitado) (Leigh Whannell, Australia/USA) – Oficial Fantàstic Competició

Convertida sorprendentemente en uno de los filmes de la edición y que dejó mayores aplausos y ovaciones en sus pases en Sitges fue esta cinta de acción y sci-fi producida por BlumHouse y dirigida por uno de los guionistas y productores de mayor relevancia en el cine de género; Leigh Whannell. Colaborador habitual de James Wan y creador de la saga Saw e Insidious; de ésta última dirigió además la menor aunque estimable tercera entrega.

En un futuro cercano en el que la alta tecnología ha acomodado la vida de muchos de los ciudadanos con recursos viven Grey (Logan Marshall-Green) y su esposa (Melanie Vallejo). Él es un mecánico bastante descreído con el exceso de recursos y oficios que la tecnología hace por si misma y ella es promotora de una de las empresas tecnológicas en crecimiento. Tras sufrir un accidente con el coche autónomo de la pareja ambos caen en una trampa con un grupo de malhechores que matan a la esposa y le dejan tetraplégico. Con ansias de venganza acepta la oferta de un líder CEO (Harrison Gilbertson) de una innovadora empresa tecnológica que le instala un chip en la columna vertebral que le volverá a hacer andar; aunque será esa IA la que tendrá el control de su cuerpo.

Upgrade resulta irresistible porque sin llevar a excesos su propuesta ofrece irresistibles elementos para el amante del género. Una acción de virtuosismo estético y sin grandes recursos, violencia y cierto humor negro bien dosificado y una reflexión lúdica aunque contundente sobre el control mayor de la tecnología sobre nosotros mismos realmente creíble y potente.

Elementos de puro entretenimiento que tapan sus deficiencias – apuesta por la distancia lúdica en vez de por el angustiante thriller – y la convierten en una de las revelaciones del género este año. Una sci-fi en su tono más entretenido que esconde una notable reflexión sobre el peligroso progreso de la Inteligencia Artificial y nuestro acomodamiento en esa rápida e inevitable evolución; ofreciendo una virtuosa acción y espectáculo que resulta irresistible y solidifica a Whannell como cineasta, no sólo como escritor.

Valoración: 8/10

Monstrum (Huh Jong-ho, Corea del Sur) – Panorama Fantàstic

El cierre de mi programa en Sitges lo hizo este nuevo ejemplo de impecable producción surcoreana que nos traslada al Siglo XVI con reyes y guerreros en los que un pueblo vive la decadencia y la pobreza a causa de una extraña peste y una amenazante criatura monstruosa que surge por la noche a la que llaman Monstrum. El emperador llamará a su veterano y mejor guerrero para que de caza y demuestre la existencia de tal criatura, aunque tras esa leyenda se esconde una conspiración mayor. 

Casi nunca el cine de Corea del Sur decepciona, quizás puede dejarnos con ganas de más a nivel argumental y dramático, pero suele cumplir con creces en los elementos visuales y valores de entretenimiento y Monstrum es otra demostración de ello.

Sin salirse de un arquetipo de personajes eficaz dentro de su entretenida historia, Huh Jong-ho sabe tener el pulso y la habilidad para ofrecer una monster movie sin grandes dosis de violencia pero con la suficiente dosis de épica, acción y melodrama para dejar más que satisfecho a cualquier amante del género o de cualquier película de acción y aventuras.

El buen hacer de actores como Kim Myung-min y Kim In-kwon alzan un producto que no se sale de sus arquetipos, tampoco lo pretende. Pero construye una obra muy entretenida, de producción impecable y espectacular por momentos aunque busque redondear y satisfacer en exceso en su algo alargado epílogo final.

Valoración: 7/10

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 361 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: