Festival de Sitges 2018 – Día 9: La noche de Halloween/ L’ Heure de la sortie/ The Man who Killed Hitler and then The Bigfoot

El esperado regreso de Michael Myers ofreció una de las grandes fiestas vividas en el Auditori en esta edición. Día no exento de polémica ante la proyección “troll” del youtuber Wismichu en el Retiro; que emborronó un final de gran nivel fílmico del certamen y puso en duda (por parte de algunos voceros en redes sociales) la insobornable e impecable gestión y dirección del festival

Halloween (2018) (David Gordon Green, USA) – Oficial Fantàstic (Fuera de Competición)

Michael Myers y Laurie Strode vuelven cuarenta años después con el visto bueno de John Carpenter (aquí acreditado como productor y uno de los compositores de la banda sonora) de la mano de BlumHouse y David Gordon Green. Ofreciendo un slasher lleno de guiños a la original y que sabe dialogar con la fórmula de forma inteligente y volver a los personajes originales con gran inteligencia y dibujo, obviando cualquiera de las secuelas que explotaron la franquicia.

Uno de los filmes más esperados del año para los amantes del terror está cerca de su estreno en cines tras encontrar en el Festival de Sitges su mejor lugar (y un paso anterior en Toronto), al estar cada año en el festival de la bonita localidad catalana no podía desaprovechar la ocasión de ver el tan ansiado regreso de los personajes creados por Carpenter y sobretodo al haberse sabido del regreso creativo de Carpenter a la franquicia y el compromiso de Jamie Lee Curtis con esta guerrera y crepuscular versión de Laurie Strode.

El guión de David Gordon Green y el actor Danny McBride nos sitúan exactamente cuarenta años de los hechos acontecidos en la noche de Halloween de 1977. Myers (Nick Castle, uno de los primeros en ponerse la máscara) está recluido en un psiquiátrico a la espera de que lo envíen a otra clínica de máxima seguridad. Laurie (Jamie Lee Curtis) es una anciana mujer solitaria que ha vivido todo ese tiempo preparándose para el posible regreso de Myers; teniendo a causa de ello una dura y complicada relación con su hija (Judy Greer) y nieta (Andi Matichak) que han llevado aparentemente una vida más normal y convencional. La noche del 31 de octubre en pleno traslado el bus sufrirá un accidente y Michael Myers se fuga; regresando de nuevo a Haddonfield y propagando asesinatos hasta el encuentro y enfrentamiento con Laurie.

Si algo brilla y es digno de celebrar en esta tardía y nostálgica secuela es la inteligencia con la que Gordon Green respeta el universo de Carpenter, otorgando al fan continuos guiños y referencias sin que ello sustente su existencia, sino ofreciendo una secuela que avanza a sus personajes y que sabe exponer las décadas que han pesado sobre ellos.

En este apartado vale la pena destacar el giro feminista y actioner de Laurie como si se tratara de una Sarah Connor del slasher y la sororidad que surge entre las generaciones de la familia Strode, que completan Judy Greer y la joven desconocida Andi Matichak; uniéndose juntos a la lucha contra el asesino; el abusador.

Dialogando de forma desvergonzada con la original, con agradables guiños y humor negro – similar a ese tono ya dado en producciones BlumHouse como Feliz día de tu muerte – y ofreciendo una violencia seca y bruta menos cortada que la de otros filmes de terror mainstream. Gordon Green sabe devolvernos la esencia de la puesta en escena del filme de Carpenter sin dejar de lado sus intenciones comerciales dentro del terror contemporáneo.

Halloween supone un disfrutable y muy digno regreso de los icónicos personajes, evolucionándolos en el evidente paso del tiempo y ofreciendo un giro y carisma a una majestuosa Jamie Lee Curtis – recuperando su indiscutible reinado de Scream Queen – que dota de mayor disfrute el enfrentamiento con el Mal personificado. Un filme irresistible para el fan del slasher fundacional y uno de los filmes más relevantes del cine de terror; llegándonos la secuela que todos esperábamos aún siendo cuarenta años después. Uno de los grandes eventos del año, imperdible.

Valoración: 8/10 

L’Heure de la sortie (Sébastien Marnier, Francia) – Oficial Fantàstic Competició

Debutó en 2016 con Irréprochable y ahora en su segundo largo entra de lleno en la Sección Oficial de Sitges; Sébastien Marnier ofrece ahora un tenso thriller que, aunque no sabe mantener su fuerza durante todo su relato; ofrece unos elementos que resultan atractivos y fascinantes con una inquietante mirada al futuro y saliéndose bien de los arquetipos del thriller psicológico. 

Pierre es un profesor sustituto que llega a una elitista escuela para seguir el curso de un grupo de niños superdotados y especiales que fueron testigos del suicidio en plena clase de su profesor. Pierre siente una atmósfera extraña en las formas de aquel colegio y sobretodo en un grupo de esos alumnos que se comportan de forma apática, fría y hostil con todo lo que les rodea. Todo ello obsesionará al profesor, siguiendo a los alumnos fuera de clase para ver que es lo que planean y empezando a sentirse perseguido o amenazado.

Sin buscar un discurso social y moral sobre el valor de la educación (algo tan admirablemente utilizado en la cinematografía francesa reciente), Marnier busca más un magnético thriller conspiranoico sobre el terror hacia el futuro que resulta magnético en muchos momentos.

Siempre desde el punto de vista de Pierre – un notable Laurent Laffite, que podría rascar premio en el palmarés – el filme sabe transmitirnos un inquietante terro hacia el futuro desde los aparentemente sociópatas alumnos de esa elitista escuela, dejando un final abierto y enigmático que la acercan a obras como Take shelter de Jeff Nichols.

Valoración: 6/10 

The Man who Killed Hitler and then The Bigfoot (Robert D. Krzykowski, USA) – Oficial Fantàstic Discovery

Ópera prima en la que Robert D. Krzykowski desde un loco título que puede remitir al pulp o la más alocada Serie B ofrece una aventura sobre el heroísmo desde un estilo claramente clásico que evoca inevitablemente desde la presencia e innegable carisma de un portentoso Sam Elliott.

Calvin (Sam Elliott), un veterano de la Segunda Guerra Mundial que se infiltró entre los nazis y se encargó de matar a Hitler sin que nadie más que él lo supiera. Vive su vejez pasando horas en el bar y junto a su perro. A partir de la llamada del FBI y la policía montada del Canadá para que dé caza al Bigfoot no sólo le regresarán a la acción sino que volcarán sus recuerdos de su juventud; sobre todo el de un amor (Caitlin Fitzgerald) que no pudo completarse a causa de la guerra.

Los que buscaran por su título una delirante cinta pulp tendrán que abstenerse; ya que el filme se construye mucho más desde unas estimables formas y tonos clásicos que remiten por ejemplo a unos menores Coen clásicos o al cine de Hal Ashby.

Narrada en continuos saltos entre el flash-back y el tiempo real de Calvin, quizás el filme no se sale de lo convencional y el tiempo pasado (con Aidan Turner en la piel de Calvin) nos resulta menos atractivo que el seguir la rutina y el viaje de un portentoso Sam Elliott, reluciendo un carisma y presencia excelente que subraya su espíritu clásico y ofrece al veterano actor uno de sus trabajos más icónicos del cine reciente.

Valoración: 6/10

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 361 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: