“El Cascanueces y los Cuatro Reinos”; simple fantasía en 3-D que se acopla más al modelo Disney más rutinario que a las bases artísticas de su título

Nota:
Disney se adelanta a la Navidad con esta colorida fantasía rutinaria y muy simple en su aventura que se inspira en los cuentos de Hoffman desde una perspectiva superficial y sin homenajear realmente sus modelos clásicos

La factoría Disney se decide por adaptar desde su visión del fantástico 3-D los cuentos de E. T. A. Hoffman y la visión del ballet de Tchaikovsky en un filme de aventuras fallido, simple y sin mucha incidencia dentro del blockbuster actual, resultando un evidente fracaso dentro de las películas Disney actuales.

La joven Clara (Mackenzie Foy) sólo desea encontrar la llave que abre la caja que le dejó su madre fallecida. En la fiesta de la familia la llave desaparece y cae en un mundo fantástico en busca de ella. Los Cuatro Reinos se encuentran en un mundo de caos y sin líder ante la desaparición de su reina, la madre de Clara. Siendo una nueva esperanza e ilusión la llegada de ella a los Cuatro Reinos mientras busca respuestas sobre su madre y sobre ella misma.

Evidenciando desde sus primeros pasos que para nada resulta ser una adaptación fiel del mundo de Hoffman y del ballet de Tchaikovsky (salvo una secuencia de ballet sin mucha incidencia). El filme se mueve de forma plausible y sin que enganche al espectador en un cuidado diseño que recuerda a los dos filmes de Disney sobre Alicia en el país de las maravillas, un mundo infestado de kitsch y pintorescos personajes con poco fondo en el que una pubescente busca encontrarse y su papel vital en un mundo fantástico donde parece que al menos las presencias estrella del relato parece que se lo pasan bien – a destacar a Keira Knightley y una desaprovechada Helen Mirren – dentro de un filme simple en sus intenciones y fallido en su conjunto.

Es difícil saber dónde se encuentra el sello de sus dos directores, el dramático Lasse Hallström y el aventurero y especialista en FX Joe Johnston en esta propuesta irregular que parece haberse acabado sin sello, en mano de los diseñadores y los técnicos de efectos visuales. Una aventura que se olvida nada más salir de la sala y que resulta otro evidente tropiezo en la factoría Disney tras batacazos de fantasía como el de la horrenda Un pliegue en el tiempo.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 438 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: