“Kursk”; el notable pulso de Thomas Vinterberg para la tragedia le aportan interés a este académico drama submarino basada en un hecho real

Nota:
Basada en el trágico accidente submarino sucedido en el verano del 2000, Kursk es un académico aunque interesante meldorama que aborda tanto el punto de vista de los marinos supervivientes, los líderes militares y políticos y la lucha de las esposas y madres en tierra por salvar a sus amados familaires

Un en principio tan antitético tándem formado por Thomas Vinterberg (director) y Luc Besson (productor) se reúnen en este melodrama basado en hechos reales que cuenta desde tres líneas narrativas distintas (el equipo de rescate y militar, los marines supervivientes dentro del submarino y la sufrida lucha de las esposas y madres de éstos) el trágico accidente de un submarino ruso Kursk que sucedió el 12 de agosto del 2000.

En una Rusia que buscaba no perder su espíritu de grandeza del régimen soviético, decidió en agosto del 2000 dar una demostración de fuerza militar con varias maniobras; entre la flota formaba parte el Oscar Kursk, con 118 tripulantes abordo. Su misión era en principio anodina; disparar unos torpedos sin explosivo y luego regresar a base. Todo se vio truncado cuando una serie de explosiones internas producida por el estado de la maquinaria del submarino, hundieron a gran profundidad al submarino; resultando la mayor tragedia naval post-soviética.

Vinterberg vuelve a mostrar su gran pulso para la tragedia – no se pierdan la magistral La Caza – en un drama basado en hechos reales por otro lado poco original en su visión de docudrama y en el tono dramático que nos expone – el drama intimista y de supervivencia dentro del submarino y el melodrama en tierra con las esposas y madres -; ofreciendo un relato coral de intérpretes europeos en que más allá del buen hacer de Schoenaerts, Seydoux y Firth; vale la pena destacar a dos majestuosos veteranos como Max von Sydow y Peter Simonischek; mostrando dos caras muy distintas del liderazgo y la responsabilidad militar.

Vinterberg juega con el formato cuadrado – cuando estamos en tierra antes de la misión – y el panorámico – durante todo el trágico trayecto y misión de rescate – buscando una inmersión no del todo justificada, sobre todo por el academicismo y corrección que rodea al relato y al tono. El notable pulso de Vinterberg y su coral reparto nos mantienen atentos a un drama que no inventa nada en su desarrollo ni dentro del subgénero de desastres marinos aunque tampoco resulta para nada una intrascendente pérdida de tiempo.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 403 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: