“Familia al instante”; sólida y entrañable comedia familiar estadounidense con la que tomar conciencia de la adopción

Nota:
Sean Anders se torna más honesto y blando que en sus comedias anteriores, tomando como inspiración su experiencia personal como padre de hijos adoptados en una comedia con un sólido mensaje sobre la familia y la adopción

Curtido en la comedia más gamberra y tontorrona del mainstream estadounidense, Sean Anders deja atrás en gran parte sus filmes más escatológicos para ofrecer desde la propia comedia un entrañable y accesible mensaje sobre el valor de la adopción y la paternidad inspirándose en su propia experiencia personal como padre de tres niños adoptados.

Nombre tras la cámara en otras comedias más gamberras sobre la paternidad como los dos filmes de Padres por desigual (en la que ya contó con la participación de Mark Wahlberg)Desmadre de padre con Adam Sandler y tras el guión de filmes como las dos entregas de Cómo acabar con tu jefe o Somos los Miller. Sean Anders ofrece el que sea probablemente su mejor trabajo hasta ahora en su discreta filmografía, al saber construir la comedia dentro de un todo; un mensaje que sirve de verdadero eje central y sentido narrativo, la formación del núcleo familiar y un discurso en favor y que cree conciencia sobre la adopción de niños que se encuentran en grave situación o de familia en familia supervisados por los servicios sociales.

Una pareja algo inmadura decide dar el paso y se trae a una adolescente de 15 años y sus dos hermanos menores a casa, sabiendo dibujar de forma creíble y entrañable lo que significa ser padre y madre en estas circunstancias y también un niño en estas situaciones; destacando la buena vis cómica de un eficaz reparto en el que cabe destacar a las mujeres protagonistas; la siempre infalible Rose Byrne y en especial, la joven Isabela Moner como problemática adolescente; sabiendo transmitir desde una mirada o gesto la situación emocional y duro trayecto que su personaje ha llevado. Algo menos bien parado (aunque con su cierto aire entrañable) sale Mark Wahlberg, interpretando al clásico padre tontorrón e inmaduro de buena presencia física pero blando en sus sentimientos.

Aún resultando una sorpresa al saber ofrecer un mensaje sólido y un filme entrañable que sustenta su tesis sobre la familia con honestidad, Anders no puede evitar cierto azúcar y exceso de buenismo en su desenlace. Aún así sabe destacar en la media de la comedia de este tipo que pueblan la cartelera estadounidense gracias a la cercanía y buena mano de su retrato de la familia y su mensaje de conciencia sobre la adopción.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 437 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: