“Polar”; Netflix busca fundamentar una saga desde esta ruidosa, efectista y gratuita adaptación de la novea gráfica de Victor Santos

Nota:
Netflix se estrella en una película de acción violenta y gratuita muy simple en su dibujo de personajes con la que buscan construir una franquicia con la comprometida presencia de Mads Mikkelsen, en la piel del veterano asesino Black Káiser

Curtido y elogiado en el mundo del videoclip y a la espera de su retrato del heavy metal nórdico en la aún inédita Lords of Chaos (una de las sensaciones del pasado festival de Sitges), Jonas Akerlund se encarga de esta cinta de acción para Netflix inspirada en la novela gráfica del español Victor Santos; ofreciendo un muy caótico y decepcionante filme “hardboiled” en la línea de la siempre reivindicable saga John Wick desde el impertérrito y trágico asesino a sueldo que encarna Mads Mikkelsen.

Duncan Vizla (más conocido como Black Káiser), es un peligroso asesino a sueldo a punto de jubilarse. Pero el antiguo jefe de la empresa de asesinos para la que trabaja (Matt Lucas) pone un precio a su cabeza y acabar con él antes de que el día de jubilación llegue para que, al no legar la fortuna a ningún familiar ni pariente cercano, el dinero vuelve a la compañía para la que trabajó. Ante ello, Duncan deberá sobrevivir y acabar con un grupo de sicarios y asesinos que buscan matarle, mientras busca calma y redención en una nevada cabaña de un tranquilo pueblo.

Desde una premisa argumental y un impertérrito y carismático asesino protagonista, Netflix parece buscar su propio John Wick, desde la siempre estimable presencia de Mads Mikkelsen como Duncan Vizla; ofreciendo una cinta de acción llena de violencia gratuita y seca; que en su estilización fracasa en las comparaciones, al acercarse más al agotador montaje frenético que suelen utilizar la dupla Neveldine/Taylor (creadores de la saga Crank) que a la pura estilización de cámara que propugnan Chad Stahelski y David Leitch en la protagonizada por Keanu Reeves.

Este montaje agotador y una relato lleno de personajes secundarios excéntricos y pasados de rosca que no evita un desenfreno y ya muy discutible exhibicionismo sexual y violento que resulta simple y caótico, sin ningún fondo y muy pesada de seguir en sus dos horas de duración. A ello se suma el desaprovechar el talento de un comprometido Mikkelsen y de actrices llenas de carisma como la hermosa Katheryn Winnick, en un conjunto falto de humor y una estilización más abrumadora y menos pretenciosa y agotadora.

Polar resulta una enorme decepción frente a los ingredientes que hay detrás de ella previa a ver el filme, desaprovechando a actores con muchos mimbres en una historia de acción y asesinos a sueldo efectista, simplona y burda a causa de un montaje ruidoso y agotador. Otro fracaso más de Netflix en su catálogo cinematográfico.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 427 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: