“La Lego película 2”; igual de divertida secuela que pierde cierto efecto sorpresa aunque ahonde mucho más en el metadiscurso entre el mundo LEGO y el real

Nota:
Tras varios spin-offs más o menos acertados llega la inevitable secuela de la hilarante y frenética La Lego película, sabiendo ser continuista y más emotiva que su predecesora aunque pierda la sensación de sorpresa de la primera

Superando la mera herramienta de promoción de la marca juguetera danesa, La Lego película se ha convertido en una de las cintas animadas más divertidas e hilarantes de los últimos años con la mano de los frenéticos e inspirados para la comedia Phil Lord y Christopher Miller como líderes creativos. Tras varios spin-offs, era inevitable una secuela que retomase a los alocados y particulares personajes de aquella entrega, sabiendo resultar igual de divertida que su predecesora y ahondando en ese discurso entre el mundo LEGO y el de los humanos que jugamos con ellos.

La película nos sitúa justo donde la primera lo dejó, cuando los DUPLO parecen invadir el mundo de Emmet, Lucy y Batman. Tras años acostumbrados a un mundo apocalíptico “rollo Mad Max”, Emmet ve como los DUPLO se llevan a su planeta a sus amigos, teniendo que asumir de nuevo el papel de héroe y rescatarlos.

La película mantiene el enorme ingenio e inclusión de numerosas referencias cinéfilas (Mad Max: Furia en la carretera, Regreso al futuro o Jungla de cristal) y a la cultura pop y los personajes vuelven a resultar muy divertidos, destacando especialmente el mayor peso de Lucy dentro del relato. Siendo de nuevo una visión mucho más ahondada de la búsqueda de la identidad y en especial de la madurez, con un emotivo discurso en el mundo humano a favor del amor fraternal e incluso contra el sexismo de la industria juguetera.

Todo funciona y se disfruta con carcajadas pero el filme pierde el efecto sorpresa y algunos de los chistes ya no funcionan como en su predecesora, aunque Batman siga siendo el rey de la función (y todo su historial de actores da para muchos chistes) y el filme deja el aluvión de ingeniosos gags y referentes en los que se sigue notando el sello Lord-Miller, metiéndose con La Liga de la Justicia, el cine de superhéroes y dejando un memorable cameo de un actor e icono del cine de acción que es pura delicia y sorpresa.

Esa sensación de menos humor aunque compensada con un mayor valor y emotivo discurso metatextual para hablar realmente de nosotros mismos y en especial a los adolescentes y jóvenes de la sala. No le permite llegar al nivel de casi excelencia de su primera entrega, aunque el ingenio y ritmo cómico inagotable de Lord y Miller vuelven a regalarnos una hilarante diversión llena de referencias y con una clara intención de tener un mayor poso en su mensaje y discurso.

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 427 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: