“Capitana Marvel”; la superheroína más poderosa de Marvel entra con fuerza y carisma imparable en el UCM

Nota:

Tras 11 años de Universo Cinematográfico de Marvel (inaugurada por Iron Man de Jon Favreau en 2008) y los alicientes que acontecieron en la épica Vengadores: Infinity War el pasado año – uno de los finales más rompedores del acomodado cine blockbuster actual -; la superheroína más poderosa del planeta Marvel (y probablemente de la marca en general, sin diferenciar géneros) tiene al fin su película de orígenes; resultando un referencial, divertidísimo e impecable entretenimiento superheroico que sabe sostener muchas de sus virtudes en el dibujo y carisma de su poderosa heroína protagonista. 

Primer filme de Marvel protagonizado por una superheroína y co-dirigida por una mujer (Anna Boden), llega algo tarde en comparación con su rival DC, la excelente y clásica Wonder Woman de Patty Jenkins. Y con la dificultad evidente de tener que permiter que el espectador empatice con una heroína casi indestructible (tipo Superman, para entendernos), sabiendo construir que su fragilidad viene de su periplo de reconstrucción de su pasado y por lo tanto, de la asunción de su identidad y superpoderes.

Ello se crea desde una nada acomodada primera parte del relato en la que Boden y Fleck juegan con el montaje fragmentado para que exploremos y descubramos el pasado de Carol Danvers y busquemos en su aterrizaje a la Tierra tras una fallida misión contra los Skrulls de dónde surgen esos recuerdos e imágenes en plena década de los noventa y con la compañía de Nick Furia, con el que se construye una eficaz buddy movie divertida y que conforma el aroma de cine de acción noventero que la propuesta alcanza en todo su segmento en la Tierra; aunque en sus escenas de acción Boden y Fleck no se salen de lo funcional.

Si buscamos parecidos dentro del Universo Marvel, aunque su gran virtud es construir a una heroína carismática y con identidad propia que augura ser una presencia muy de peso en el futuro cinematográfico de Marvel, sería sin duda Guardianes de la Galaxia; no sólo por su viaje y conocimiento del universo cósmico; sino en su fantástico equilibrio de la aventura y la comedia, llena de referencias a la cultura popular de los años 90 y a otros filmes del universo Marvel – en particular, conecta con la primera Vengadores – y sabiendo construir un reparto de secundarios atractivo en el que brillan, más allá de un rejuvenecido Samuel L. Jackson; unos comprometidos Ben Mendelsohn y Jude Law, y evidentemente Goose; el gato que regala varios de los momentos más hilarantes del filme y que no sólo está de mera mascota adorable.

Pero sin duda el alma del filme es Brie Larson; imperial y plenamente comprometida con una heroína feminista y repleta de carisma natural que evita lo panfletario y encuentra en su valor heroico el alma verdadera del relato (cómo también supo ver Wonder Woman con Gal Gadot), resultando el mayor acierto de casting de Marvel desde el de Cumberbatch como Doctor Strange. A ello, hay que añadir varios homenajes magníficos al recientemente fallecido Stan Lee.

Capitana Marvel ha resultado al final una sorpresa agradable que mantiene esa solidez de los productos Marvel, construyendo de paso un rumbo a seguir hacia la presumible próxima fase cósmica del universo cinematográfico que planea Kevin Feige y siendo una magnífica carta de presentación para la más poderosa superheroína de la editorial, que se mimetiza en una Brie Larson imperial componiendo un personaje que sin duda será motor en futuras entregas de Vengadores empezando por la esperadísima Vengadores: Endgame.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 443 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: