“Las herederas”; el declive de lo que se conoce trae la salida del refugio

Nota:

Tras ser una de las grandes triunfadoras de la Berlinale del 2018 – Oso de Plata a la Mejor Actriz y el Premio Especial del Jurado; además del FIPRESCI de la Crítica – llega a los cines españoles una de las películas más notables y relevantes del cine latinoamericano reciente desde la desconocida cinematografía del Paraguay. Las herederas supone un maduro debut tras las cámaras de Marcelo Martinessi desde su excelente retrato de personaje.

Martinessi sigue el día a día de Chela, una mujer sexagenaria de alta alcurnia que vive con su pareja Chiquita (también de clase alta) en la casa de la familia. La pareja busca mantener su posición y modo de vida en una etapa en la que el dinero ya no alcanza y sobreviven vendiendo muebles y objetos de valor de la casa a otros interesados ricachones que visitan el hogar. A ese evidente descenso de posición se le añade los problemas financieros y la denuncia de fraude que lleva a Chiquita a la cárcel. En ese momento, Chela se siente sin rumbo dentro de su hogar y refugio; comenzando sin dejar sus miedos e inseguridades un trayecto de realización personal que le traerá deseos amorosos que ya no experimentaba y conocer a otras personas dentro del propio declive de su herencia y hogar.

Chela nunca ha tenido que salir de su cascarón hasta ahora, llegando de ésto una de las grandes virtudes de la ópera prima de Marcelo Martinessi; su natural, cercana y sutil mirada al personaje; ofreciendo su miedosa salida y realización al mismo paso que el espectador es testigo de esa mínima sensación de libertad que encuentra haciendo de taxista a otras ancianas poderosas de la ciudad y empieza a experimentar pasionales sentimientos hacia una mujer a la que acompaña en sus viajes treinta años menor que ella y de carácter contrario.

Martinessi construye una puesta en escena que sigue el intimismo reflexivo de Chela en el que los silencios y miradas importan más que los diálogos, construyendo el proceso de enamoramiento de una lesbiana sexagenaria, un relato de ecos a Visconti sobre el declive de una familia noble y clasista que se niega a descender de posición aún con su urgencia financiera y patrimonial; y una leve aunque clara critica a la sociedad paraguaya y a los privilegios de los nobles en la sociedad y en el sistema judicial.

Todo ello desde un fascinante intimismo y un certero retrato de una mujer de mediana edad que sale con miedo del refugio de toda su vida teniendo que aprender a lidiar por ella misma y que resulta del todo mayúscula gracias a una soberbia Ana Brun; construyendo uno de los protagonistas del año y presentándonos a un cineasta de pronta madurez y al que habrá que seguir en el futuro.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 443 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: