“El niño que pudo ser rey”; digna y cándida aventura artúrica para toda la familia con el sello Joe Cornish

Nota:
Cogiendo las leyendas y tradición artúricas, Cornish compone la típica aventura de niños en plena pubertad que asumirán su identidad y crearán fuertes lazos de amistad mientras salvan al desesperanzado mundo

Tras el debut de relumbrón que supuso la divertida y gamberra (en la tradición más británica de la palabra) Attack the Block y su homenaje al género sci-fi y la Serie B; Joe Cornish vuelve a la dirigir y escribir otro filme de claros ecos al cine de los ochenta que presenta una aventura familiar más que digna y que no recae en el abuso y exceso de guiños; sabiendo encontrar su homenaje en el candor y ritmo de un relato inspirador y eficaz para toda la familia.

Cogiendo las leyendas y tradición artúricas, Cornish compone la típica aventura de niños en plena pubertad que asumirán su identidad y crearán fuertes lazos de amistad mientras salvan al desesperanzado mundo de sumirse en la oscuridad.

El Rey Arturo de turno es Alex (Louis Ashbourne Serkis, hijo del gran Andy Serkis), un niño solitario que vive sólo con su madre y que debe lidiar con el bullying de otros compañeros junto a su amigo Bedders (Dean Chaumoo); por accidente se encontrará con la mítica espada Excalibur en la roca y se dará por iniciada una aventura en la que el regreso de la bruja Morgana (Rebecca Ferguson) amenaza el mundo.

Sin duda el cine familiar se ha convertido en uno de los géneros más rígidos y difíciles de explorar terrenos poco conocidos; sin salirse de las pautas que Amblin o Harry Potter han marcado dentro de este tipo de cintas, Cornish sabe ser fiel al corazón y espíritu de las cintas que todos recordamos y de paso ofrecer un relato inspirador y fuerte para los más pequeños; en especial en estos tiempos tan oscuros y difíciles de pronosticar.

Al buen hacer de los jóvenes protagonistas – en especial nuestro Arturo, Louis Ashbourne Serkis – se suma la participación de grandes rostros como un excéntrico Patrick Stewart como Merlín y a la bella Rebecca Ferguson como la malvada Morgana (incluso nos quedamos con ganas de que tengan más tiempo en pantalla).

El niño que pudo ser rey es un filme puramente Cornish, quizás falta de la mala leche y gañanismo de su primer filme, pero que mantiene el corazón y pulso que el cineasta británico sabe tejer a sus guiones sin dejar de homenajear con personalidad el cine de entretenimiento y dejar de paso una esperanzadora historia a los pequeños de la casa.

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 460 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: