“El Cascanueces y los Cuatro Reinos”; simple fantasía en 3-D que se acopla más al modelo Disney más rutinario que a las bases artísticas de su título

La factoría Disney se decide por adaptar desde su visión del fantástico 3-D los cuentos de E. T. A. Hoffman y la visión del ballet de Tchaikovsky en un filme de aventuras fallido, simple y sin mucha incidencia.

Leer más