The Wire (Bajo escucha)


the-wire1

Realidad de calidad

Vivimos en una época donde se elogian series que no merecen ni la buena crítica que tienen ni el éxito en audiencia. Series que pecan por tener guiones imposibles y que alucinan sólo a los adolescentes que saben muy poco de como se debe de contar una historia. Ejemplos son Vikingos, Perdidos o Walking Dead. Es una pena que cuando hablamos de nuestras series favoritas muy pocos recuerdan The Wire, la mejor serie de la historia para quien escribe y para una gran cantidad de personas. Es casi imposible hacer una crítica sobre ella, aglutinar en unos breves párrafos lo que es esta obra maestra de 60 capítulos.

David Simon creó con The Wire una de las  mejores series de tv de todos los tiempos, pero no sólo eso. Nos dio una visión realista de la naturaleza del hombre en todos sus planos: como ente individual, como parte de una sociedad, como pieza de un sistema, como animal para los suyos. Las cinco temporadas que componen esta joya valen más según las vas disfrutando; es decir, ir conociendo personajes que son permanentes durante toda la serie (o casi), da una mejor idea del calado social y las dimensiones que tiene la vida en sí y cómo The Wire las presenta. Personajes que se cruzan en una temporada, que viven su vida y no se vuelven a ver hasta dos temporadas después, pero de lo que nosotros somos conscientes en todo momento es de sus (desgraciadas casi siempre) vidas gracias al perfecto reparto de minutos que hacen de cada personaje en los capítulos.

the-wire-cartel
Cada temporada  tiene una temática y está centrada en unos personajes, pero hay siempre unos que sirven de nexo y un tema que mueve todo: el poder. Tanto para los “malos” (que no son tan malos, sólo viven y tratan de negociar dentro de lo que conocen) como para los “buenos” en los que encontramos políticos corruptos (de eso sabemos un poco aquí, en este país), recomendaciones, amaños e intereses siempre con dirección a su persona. Los policías no son incorruptibles, que los hay, pero son sobre todo personas con miedos, con defectos, pero sobre todo muy reales en sus acciones y decisiones.

Los actores son todos de diez y me niego a resaltar a uno solo porque sería injusto. Particularmente me quedo con la 4ª temporada como la mayor joya de la TV que yo haya podido ver (la que trata el tema de la educación juvenil y las dificultades para salir del ambiente de la droga que tienen los niños), pero como he dicho todas ellas son escuela de cine, de interpretación, de dirección y de montaje que deberían enseñar a los que se quieren dedicar a esto de plasmar imágenes e historias.

6a00d8341bfb1653ef015390350704970b

The Wire es TV con MAYÚSCULAS. Nadie debería perderse esta serie. Seguramente su ritmo lento, con poca acción, centrada en la vida diaria de unos y otros, y presentando de la forma más clara las situaciones puedan a echar atrás a los espectadores que busquen acción tipo Wakling Dead, pero si le coges el gusto a la serie y te habitúas a ella, la vas a disfrutar mucho.

The Wire, en España, en horario de máxima audiencia, en un canal nacional, sería un éxito absoluto. Pero desgraciadamente la retransmitió el canal independiente TNT, de la plataforma Digital +. Esto explica el pobre doblaje que se le dio aquí en España, familiarizándote con una voz, y escuchándola en otro personaje la temporada siguiente. Aún así, hacen lo que pueden.

tumblr_m3txowpv8o1qgsr1po1_1280
“Little Omar” uno de los mejores personajes de la serie.

Su Little Omar, su cabecera diferente en cada temporada, su Mcnulty, su Griego, su Bubbles, su Kima, su Carcetti. The Wire es la serie más completa y realista de la Televisión. Toda una obra de arte que dificilmente se volverá a repetir.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 633 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: