“El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares”, Burton intenta volver a su estilo y lo hace a medias

Nota:

Tim Burton comenzó su carrera destacando por ser un director muy imaginativo que firmaba sus películas con un toque de surrealismo gótico que hacía de sus obras algo realmente interesante de ver. En los últimos años sus trabajos han pasado por un proceso de crisis creativa, dándonos productos deficientes como Alicia en el País de las Maravillas, Sombras Tenebrosas o Charlie y la Fabrica de Chocolate. Ahora quiere volver a recuperar ese estilo perdido con esta adaptación de la novela de Ransom Riggs. ¿Lo habrá conseguido?

El director nos vuelve a dar una muestra de espectáculo visual y una dosis de imaginación como nos tenía acostumbrados, pero esto solo dura durante 40 minutos; poco después la película se vuelve muy convencional, con demasiadas referencias ñoñas, no dejando de ser un producto destinado a un público juvenil. Pese a esto, se trata de una obra entretenida y para toda la familia que aunque no intenta innovar, se deja ver. Es evidente la referencia que tiene Miss Peregrine a la saga de los X-Men, pero nunca llega a lograr el mismo resultado que tienen las películas de la saga mutante (las que son buenas).  A pesar de que hay bastantes niños en la película, al menos no resultan repelentes y no molestan mucho. Para los fans de Burton gustará la vuelta del director a sus orígenes (raro que Burton vuelva a hacer algo decente tras separarse de su mujer), pero para el resto no deja de ser un producto para toda la familia que olvidarás al día siguiente.

En cuanto al reparto, Eva Green es el reclamo principal de la película, pero se queda muy por debajo de las expectativas y nos da una interpretación demasiado exagerada y un rol que en la película no tiene tanto peso como podría haber tenido en un principio. Una interprete tremendamente sobrevalorada. Asa Butterflied, que ya lo pudimos ver con Scorsese en La Invención de Hugo, no está mal como protagonista, aunque aún le quedan años de trabajo para coger experiencia. Ella Purnel, actriz joven que tampoco está mal del todo y puede ser de los más salvable del casting. El que sin duda se lleva todos los tomates es Samuel L. Jackson, que encarna al villano de turno y que no aparece en la novela original, está totalmente desfasado e insoportable. No se puede negar que Jackson no haya disfrutado rodando la cinta, pero los que lo vemos en pantalla no podemos decir lo mismo. Cierran el elenco dos veteranos del cine como Terence Stamp, que lo que sale cumple, y Judi Dench, con un papel que desaparece sin dar explicación y que se podían haber ahorrado.

Destacan los efectos especiales, en concreto el diseño de los monstruos que aparecen, los decorados y la fotografía colorista. Hay homenaje al stop-motion en una gran escena y un cameo del propio Burton que os invito a descubrir. La música no corre a cargo del habitual colaborador del director, Danny Elfman, para confiar en Matthew MargesonMike Higham que hacen un gran trabajo con melodías que encajan con la narración.

Burton ha vuelto, pero a medias. No es una mala película, pero aún está a años luz de lo que este director nos puede dar con su potencial. Película para disfrutar en familia, pero no para niños muy pequeños. Podría haber sido peor.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 645 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: