“Deadpool 2”; Ryan Reynolds se sigue riendo de si mismo

Nota:
Ataque frontal a las mega sagas heroicas que llenan hoy nuestras salas. Una stoned movie en mallas rojas que no tiene miedo de reírse de si misma y de todo lo que rodea al mundo superheroico. Más de lo mismo que en la primera, pero, ¿eso es un problema?. Jesús Parreño, colaborador de Ciempiés Magazine

En 2016, Fox y el actor Ryan Reynolds decidían apostar por un héroe que no había sido bien tratado en el pasado con su aparición en la horrible X-Men Orígenes Lobezno. Deadpool (o como se le ha conocido siempre en España, Masacre) se convertía en un éxito de taquilla sin precedentes al tratarse de ser un películas para más de 18 años que sabía reírse del género heroico con una comedia, con un guión muy simple y con poca pretensiones. Inevitablemente y con el resultado obtenido, nos llega esta segunda parte, con un presupuesto mayor, con un cambio de director y con más personajes que rodean al universo Deadpool.

Más de lo mismo

Y la película nos sigue ofreciendo lo mismo que vimos en la primera parte. Una trama llena de chistes, referencias al mundo del cómic en el cine donde no deja títere con cabeza, más mofas a la carrera del propio Ryan Reynolds que aquí firma el guión y se nota porque el actor se mete más caña que nunca y una trama un poco vacía que solo se apoya en los elementos cómicos. Eso es Deadpool, nada más y nada menos, no esperemos encontrar nada complejo como vimos en Infinity Wars, sino que que aquí la única premisa es hacernos reír y darle cañas a los héroes de otras franquicias (no se salva DC, Disney ni tan siquiera el propio Josh Brolin. Aunque la película es muy parecida a la primera si notamos ciertas diferencias. La primera es el aumento de presupuesto que se nota especialmente en la escenas de acción, genialmente rodadas por David Leitch que ya se encargó de la saga John Wick y Atómica y que aquí vuelve a demostrar que a la hora de grabar escenas de acción es uno de los mejores. También notamos un exceso de sentimentalismo que quitan el tono de gamberro que tiene la película y que sobra en algunas ocasiones de la cinta. También es predecible que el factor sorpresa se ha perdido y se puede intuir lo que va a pasar en muchos momentos de la cinta.

Nuevas incorporaciones y viejos rostros

En cuanto a los actores y las nuevas incorporaciones, Ryan Reynolds sigue en su salsa en la piel del mercenario bocazas. No se puede imaginar otro actor mejor para este rol y él lo sabe y lo disfruta. De los rostros que teníamos en la primera película tenemos T.J Miller que pierde importancia (posiblemente por las acusaciones por acoso sexual que ha tenido), Morena Baccarin que aparece muy poco en la cinta y la agradable anciana que se queda en una mera anécdota. En cuanto a las nuevas incorporaciones tenemos a Josh Brolin, que hace poco lo veíamos como el todopoderoso Thanos en Infinity Wars y que aquí interpreta a uno de los personajes más clave del universo mutante como es Cable. Brolin está bien, pero se echa en falta más profundización en el personaje que esperemos que tenga en las películas de X-Force ya confirmadas. La otra importante incorporación es Zazie Beetz que se mete en la piel de Dómino y sin duda es la robaescenas de la película. Su personaje es el que más se disfruta de todos los que aparecen nuevos.

Respecto a la primera parte, se ha mejorado el CGI de algunos personajes como el de Coloso y alguno sorpresa que nadie se esperaba. Se nota que Fox ha decidido invertir en esta franquicia dándole más presupuesto e incluso apariciones. La música es un auténtico punto negativo, la partitura de Brian Tyler se muestra muy insipida y poco heroica sonando a veces como una mala producción de serie B. En cambio las canciones elegidas para la película si dan la talla. Tenemos éxitos de Dolly Parton, DMX o el temazo que se ha compuesto para la película interpretado por Celine Dion que suena en los títulos de créditos y que ha compuesto especialmente para la película.

En resumen, Deadpool 2 es más de lo mismo. Risas, autoparodias y chistes puestas al servicio de Ryan Reynolds para que se ria de si mismo. Si os gusta la primera, esta os volverá a convencer. Atentos a los cameos que algunos son muy fugaces y si parpadeáis no os va a dar tiempo a verlos y quedaos a los créditos porque sin duda veréis una de las mejores escenas postcréditos del mundo del cine de héroes que os hará salir del cine con una gran sonrisa.

Podéis adquirir el Blu-ray de Deadpool aquí:

Deadpool [Blu-ray]

 

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 630 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: