“Justice League Dark”; oscuridad, magia y monstruos en la nueva y fantástica animación de DC

Nota:

En la ficción audiovisual superheróica parece imposible conseguir quitar el trono a Marvel-Disney, tanto en cine -donde Fox y el DCEU no consiguen dar con la clave de ese tándem- como en la televisión -pues lo que hace The CW con los personajes míticos de DC ni se acerca a lo que ha conseguido Netflix con los de Marvel-. Ahora bien, en el terreno de la animación, distribuido siempre para el mercado doméstico directamente, tenemos como claro vencedor a Warner Bros. Animation junto a DC, habiendo conquistado hasta al público descontento con su labor en el carne y hueso.

En esta ocasión se animan con personajes más desconocidos para el público en general, de los cuales puede sonar Constantine y poco más. Aquí ya no presenciamos puñetazos entre gente en pijama, aquí la cosa se pone seria pues estamos hablando de magia. Magia oscura.

La seriedad y crudeza de la cinta es lo primero que llama la atención, repleta de violencia y referencias no aptas para todos los públicos. Está claramente enfocada al espectador adulto, pero es lo que realmente necesita este producto que contiene en el título la palabra “dark”. No se concibe una historia con estos personajes sin el tono que nos muestran en la película, el cual siendo rebajado estoy seguro que habría destrozado el resultado.

El guion es muy entretenido y divertido a la par de crudo. Juega perfectamente con la mezcla de aventuras a lo buddy movie con situaciones macabras y oscuras. Absorbe desde el principio, con una presentación precisa de la situación y en la que durante el desarrollo se explora en los orígenes de los protagonistas, sin crear fricción en la fluidez de la trama.

La animación es correcta, cumpliendo perfectamente su función pero sin llegar a destacar, pues son cintas con un presupuesto de risa comparada a las películas destinadas a la proyección en salas. No obstante, nos encontramos con peleas compuestas perfectamente, irradiando adrenalina por todos lados y con juegos de planos muy acertados.

Los personajes se reparten el protagonismo bastante bien y son muy fieles a los originales en su mayoría. Quizá el caso de Deadman sea el que más se aleje del personaje que encontramos en las viñetas, ya que lo han querido convertir en el elemento gracioso del grupo -que por lo visto con el sarcástico humor inglés de Constantine no tenían suficiente-. Otra pega que pongo es el desaprovechamiento de La cosa del pantano, cuya presencia es casi testimonial y su diseño lo convierte en ocasiones en un desconocido. Además parece que han querido utilizar el origen pre-Alan Moore, por lo que también obstaculiza el reconocerlo.

En nexo en común con el resto de cintas obviamente es Batman, el cual no pinta nada en la historia y queda en un segundo plano por completo. Pero bueno, es la excusa para hacer la cinta, porque lo que querían era a la Justice League.

Muy entretenida y recomendada, como casi todas las animaciones de DC. La pondría en lo alto de la lista junto a La liga de la justicia: La paradoja del tiempo Batman: El regreso del caballero oscuro, por lo que a día de hoy es para mí la mejor animación original de DC, pues no adapta ningún cómic.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: