“La enviada del mal (February)”; Oz Perkins debuta con este vacuo laberinto psicológico y satánico

Nota:
Oz Perkins forma un laberinto psicológico que en su desorientación narrativa remite en primera instancia a Mulholland Drive de David Lynch; pero es una sensación que se diluye pronto a causa de su pobre e inherte guión

Oz Perkins debuta con una de las propuestas más decepcionantes de esta edición de Sitges en este filme de terror psicológico de aromas lynchianos que no encuentra su hilo narrativo y pierde a un talentoso reparto de jóvenes actrices (y al espectador) en su propio laberinto.

Perkins forma un laberinto psicológico que en su desorientación narrativa remite en primera instancia a Mulholland Drive de David Lynch; pero es una sensación que se diluye pronto a causa de su pobre e inherte guión en el que sólo se intuye su posicionamiento en el subgénero del satanismo ya en su último tramo; firmando pocos momentos inquietantes y sólo dejándonos para el recuerdo prometedoras interpretaciones de Emma Roberts y sobretodo, Kiernan Shipka.

Un pobre filme bello visualmente pero insultantemente vacío en su fondo, deambulando al espectador por una atmósfera conseguida que no nos lleva a ninguna parte; siendo una de las experiencias más vacuas vistas en Sitges.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 453 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: