“Beast”; notable y original mezcla de drama íntimo e intriga que explora nuestro lado animal y los entornos represivos

Nota:
Una de las sensaciones del cine británico en 2018 es este sólido debut de Michael Pearce que aborda con originalidad la lucha de su joven protagonista entre su lado animal y el ambiente represivo de la sociedad que le rodea mientras el pueblo vive con miedo la presencia entre ellos de un asesino en serie

Tras una mención especial en la sección Noves Visions del Festival de Sitges para su actriz protagonista y ser una de las revelaciones de los premios del cine británico; ganando entre otros galardones de la temporada el BAFTA al Mejor Debut británico. Beast es un sólido y firme debut como director de Michael Pearce, sabiendo encontrar una estética propia y salirse de los clichés del subgénero “durmiendo con su enemigo” en su mezcla de drama íntimo y filme de intriga. 

Inspirándose en un caso que asedió la isla de Jersey en los años 60 y 70, sobre un asesino nombrado “la bestia de Jersey” en la cual vivió de niño, Pearce sustenta su filme desde la psicología y fragilidad emocional de Moll (Jessie Buckley), una joven que tras un traumático pasado vive recluida en la pequeña sociedad de su pueblo en la isla de Jersey y con el continuo control de su madre. Con la que forma una distante y fría relación, sintiéndose el ente extraño de la familia al ver como protege y alaba a su hermana embarazada y como le resulta más importante el qué dirán socialmente que la propia felicidad de Moll. En este ambiente cerrado y represivo, el pueblo entra en aparente pánico al empezar a descubrirse continuos crímenes de jóvenes chicas en la isla, siendo el solitario y enigmático Pascal (Johnny Flynn); con el que Moll saca su lado más salvaje y libre e inicia una relación, uno de los principales sospechosos de los crímenes.

Lo que resulta una singlar mezcla entre una historia de amor no aceptada y peligrosa por el juicio de la sociedad acomodada y conservadora de la isla, y la del thriller del misterioso psycho-killer y la investigación policial pertinente. Pearce le otorga una solidez envidiable al dibujar con profundidad la psicología femenina de Moll; ofreciendo un inquietante y muy interesante thriller psico-sexual sobre su protagonista y el enigma y oscuridad que Pascal otorga, sabiendo romper desde ese dibujo y complejidad los clichés de su premisa. No sabiendo si realmente le atrae la figura de Pascal; o su fascinación por él y su posible relación con los crímenes, son un movimiento de rebelión frente al control de su madre y de la sociedad que le rodea.

A ello vale la pena sumar especialmente el excelente trabajo interpretativo de la actriz y cantante Jessie Buckley que desde pocos gestos y palabras ofrece un explosivo rasgo de registros que dan forma a la complejidad emocional de su herido personaje. Un singular y sólido trabajo entre el thriller psicológico y el drama romántico con misterios y heridos personajes como protagonistas y que sabe aprovechar el paisaje natural de Jersey para ofrecer un filme que nos sumerge en una original mirada al conflicto entre la moral impuesta por la sociedad y la liberación de nuestro lado animal. Pearce se presenta como un nombre a seguir en el cine británico de los próximos años.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 427 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: