Daredevil o el diablo de Hell´s Kitchen

 

Algunas de las teorías existentes en el mundo del cómic es que Daredevil es el Batman de Marvel. Un Batman de marca blanca en un universo diferente, pero el caso es que si tenemos que elegir entre las dos series televisivas dedicadas a cada uno de los superhéroes (Gotham y la ya nombrada) nos quedamos, sin duda, con Hell´s Kitchen y su infierno personal.

Muchos han sido y seguirán siendo los intentos de llevar a la pequeña pantalla las historias de cada uno de los superhéroes más populares. Ya hemos nombrado la exitosa (todavía no lo entiendo, en serio) serie Gotham, apuesta de la FOX, pero también podemos destacar las aventuras de Arrow (Flecha verde), Flash o la expansión del universo en construcción con Agents of S.H.I.E.L.D y Agente Carter.

Desde un principio, para todos aquellos que hubiesen visto la versión de Ben Affleck, la comparación con esta es constante. Ya sé que el universo de este héroe no comenzó ni mucho menos ahí, pero es algo inevitable, a las buenas o a las malas fue una película que marcó.

Analizando la serie, es un trabajo producido con especial cuidado, se nota el cariño depositado y la fuerte apuesta de Netflix por reconstruir la imagen del diablo justiciero de ropajes estrechos. La dirección sorprende pudiéndose observar grandes planos secuencias muy bien conseguidos. Algunos de los diálogos son bastante memorables, no se han escrito líneas típicas con frases vacías.

Charlie Cox and Rosario Dawson in the original Netflix television series “Daredevil.” CREDIT: Barry Wetcher, Netflix [Via MerlinFTP Drop]
Charlie Cox y Rosario Dawson
Los guionistas han intentado pintar (como es usual últimamente) una cara más cruda y más realista del superhéroe, lo cual da un falso realismo que engancha al espectador más exigente. En cuanto al actor protagonista (Charlie Cox), sabe recoger la empatía de los fans y dirige bien su papel. Algo que, a mi gusto, no se puede decir de los compañeros de este, (Deborah Ann Woll y Elden Henson) que interpretan los personajes de una manera muy artificial y forzada.

Algo que está muy bien y que también está de moda es profundizar en la historia de todos los personajes y contarnos sus inicios y las razones por las que se han convertido en lo que son, y esta serie es un ejemplo de su buena ejecución. Conocemos tanto los inicios del infante Daredevil y su accidente con los contenidos químicos hasta las razones de su archienemigo, maestro e incluso amigo.

El capítulo final, sin llegar a cometer spoiler, es la mejor manera de cerrar la trama (al menos hasta la continuación el año que viene) que nos deja con los dientes largos y nos enseña un importante paso en la historia del protagonista. En conclusión, la serie no es de lo mejor de la televisión pero si nos adentramos dentro del género de los superpoderes sí, es de lo mejor si no la mejor. Por lo tanto la nota sería un notable, tampoco alto.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: