“Revengeance”; brillante sátira animada sobre la corrupción política

Nota:

Escondida tras esta película animada se encuentra una feroz sátira sobre la corrupción política, del mismo modo que un divertido thriller al más puro estilo detectivesco. Es un La carrera del siglo pero con dibujos exquisitamente desganados.

Cuatro cazarrecompensas son contratados por un ex-luchador de wrestling reconvertido a gobernador, el cual lleva asuntos muy turbios, para encontrar a una chica que le ha robado un objeto muy valioso. El primero que la encuentre se quedará con la ostentosa recompensa. Entre ellos se encuentra Rod, un detective que se dedica a atrapar a fugitivos con ayuda de su madre.

Así empieza esta alocada carrera que llevará a Rod a situaciones ridículamente divertidas, conociendo a esos personajes tan carismáticos y grotescos. Una road movie de esas que se echan de menos.

Pese a que su historia es realmente absorbente y redonda, el fuerte de la obra recae en su arriesgada y simpática animación, cuyos personajes están exagerados hasta el extremo a modo caricatura. Dibujos que nos obligan a plantearnos si nosotros no podríamos ser capaces de hacer también una película así, pero es imposible, pues dependen de un imaginario tan envidiable como el de Bill Plympton, ya que tiene un don para jugar con los dibujos para mantener al espectador hipnotizado con los colores y formas.

El dibujante es sin duda un todoterreno, pues su carácter polifacético le ha llevado a ser también el responsable del guion y de la dirección completa, además de producir la cinta, la cual está auto-financiada.

Una obra que difícilmente encontrará distribución fuera del sector indie anglosajón, pero que espero que llegue a las salas de España algún día. Si tenéis la oportunidad, no dudéis que acercaros a verla, pues será una experiencia única y seguro que muy amena. Eso sí, no es para niños.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: