“Escuadrón Suicida”, una gran decepción empeorada por el doblaje español y un Joker nefasto

Nota:

Por donde empezar. La película, durante su primer tramo, nos presenta la trama de una forma lenta y tediosa. Durante los primeros 30 minutos nos encontramos con una introducción de cada uno de los personajes, donde unos disfrutan de muchos más minutos que otros (vale, es cierto que los protagonistas reciban más importancia que los personajes secundarios, pero tal desigualdad es pasarse). De repente, ni cortos ni perezosos, el director pensaría: “vaya, aún no hay ningún villano contra el que se tenga que luchar; bueno, pues colocaré a uno sacado de mi bolsillo mágico”. Así pues, una película que iba lenta y tranquila se convierte en una carrera a contrarreloj y toda su calma se pierde para reproducir de una manera demasiado rápida el desarrollo de los hechos. Pero lo que más preocupa fue que un personaje tan carismático y esencial como el Joker es consumido por una actuación pésima y una caracterización que nada tiene que ver con lo que conocemos. ¿Desde cuándo Mr. J está tan preocupado por Harley que es capaz de dejar de lado todos sus malévolos planes por salvarla? Vale sí, la salvaría, pero nunca se mostraría desesperado, sino que siempre ha sido un personaje calculador, indiferente y, sobre todo, con un plan en mente. Muchas cosas deben cambiar en la figura del payaso para que pueda convertirse en un icono de Warner. Añadir que el doblaje en español empeora muchísimo más a estos personajes, pero de ello hablaré más adelante.

David Ayer, director de otras películas como Corazones de Acero, Sabotage o Sin Tregua, ha planteado una película que puede llegar a confundir al espectador, con flashbacks que, a mi parecer son innecesarios o, en su defecto, demasiado extensos para explicar tan poco. Pienso que se hicieron con el fin de enseñar a Batman, algo que no disgusta pero tampoco es imprescindible. La mano negra de Zack Snyder estaba detrás de esta producción como productor ejecutivo, lo que lleva a pensar que la película se desarrollará de esta manera.

Jared Leto está muy descafeinado y alejado de un Joker que no era necesario cambiar (ya que se trata del villano que gusta a todos los seguidores del mundo de DC). Un Joker gangoso que no sabe hablar y que representa a un desalmado y enamorado, quitándole esa esencia que le caracteriza de frío, calculador y sociópata. El Joker se ríe de su propia muerte y le parece hasta graciosa, cosa que no he visto en ningún momento. Me gusta ese nuevo estilo más macarra, con tatuajes y pendientes, pero eso no excusa la mala interpretación del personaje. Si el actor estadounidense se tomó tantas molestias en intentar meterse en el personaje, desde luego el resultado no ha sido el esperado.

Margot Robbie hace un buen papel, no extraordinario, pero buen papel al fin y al cabo, poniéndose en el papel de la psicótica Harley Quinn. Tal vez su doblaje también sea un poco desquiciante. Will Smith vuelve a usar el humor de sus mejores épocas (las primeras como el Príncipe de Bel Air), aunque a su personaje, Deadshot, le sobraría, pues se trata de un tipo más serio e irónico en vez de graciosete. Los demás personajes del elenco son, la mayoría, sensacionales. El Diablo es, para mí, el personaje más conseguido y más fiel a la idea del cómic, tanto en apariencia como en sus ideales. Amanda Waller también es un personaje que no se amedrenta y que consigue imponerse pese a la posibilidad de que el resto la tapasen. Capitán Bumerang, Encantadora, Katana y Rick Flag están más que aceptables, con sus variables quizá hacia el cómic pero, desde luego, bastante bien. Respecto a Killer Croc la cosa cambia. No puedes poner a un tío con una cabeza como un globo y un cuerpo que no pueda sostenerla. Además, los diálogos que tiene este personaje, que debería de dar hasta miedo, hacen que parezca un estúpido. La aparición de Slipknot no merece ni ser comentada, pues es tan corta que no puede valorarse.

Por último, pedirles a Warner que, por favor, invierta más en el doblaje castellano de sus películas de superhéroes. Primero fue Gal Gadot en Batman v Superman, teniendo una voz que para nada correspondía a su personaje, haciéndole parecer un poco boba e, incluso, con acento extranjero. A continuación, han aparecido Joker y Harley Quinn, dónde también se ha piciado bastante con sus voces, sobre todo con el primero. Espero que la versión original sea mejor, así que si queréis disfrutar un poco al menos de esta película, vedla en inglés. Destacar de esta película la buena elección y ejecución de la música empleada que, aunque aparece en momentos escasos, es precisa, además de aclarar que seguramente habrá escenas eliminadas en su edición física, pues varias de ellas que aparecen en los tráilers no están en la película. Tal vez esas escenas arreglen este desastre. Tal vez no.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 124 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: