“Flavors of youth”; anime simple y bello basado en tres claves de la vida de las personas

Nota:
Netflix nos trae tres historias independientes que nos muestran la belleza de evocar la niñez y el pasado desde tres pilares clave

Si bien Netflix no destaca por sus largometrajes, si por sus animes. Devilman Crybaby,Castlevaniasin embargo, son solo dos ejemplos de grandes animes que esta plataforma nos ha obsequiado. Sus animes, aunque escasos, pues la mayoría son simplemente emitidos por ella y no producidos, son de gran calidad. Así, Flavors of youth es uno de estos. Producida por el mismo estudio que creó el fenómeno mundial Your Name, no llegará a hacerse un hueco en el espectador, pero proporciona una gran relajación y emoción gracias a su colorido y alegre y liviana animación.

Flavors of youth nos muestra un tríptico de historias corrientes. Recuerdos evocados a través de un cuenco de fideos de arroz, el declive de una hermosa modelo y el sabor agridulce del primer amor. Tres historias que en nada están relacionadas, salvo en el recuerdo, la evolución y el paso de la vida, y el dolor. Sobre todo el dolor y el como sobreponerse a él.

Cada uno de los relatos posee un estilo narrativo diferente. Esto hace que cada uno sea hermoso desde su propio diálogo y faceta. Así, en constante cambio y tratando temas diferentes, puede llegar a los espectadores de distinta forma. Incluso puede que muchos se sientan identificados con alguno de los relatos, mientras que los otros apenas lleguen a interiorizar.

Fideos de arroz

El primer relato apenas tiene un diálogo entre personajes. El 95% se reduce a un monólogo interno del protagonista. Dicho monólogo hace todo más sencillo, simple y bello de entender junto al gran colorido paisajístico que se muestra. Con esto ya se abre el apetito.

Concretamente, este relato se centra en la vida de un joven que basa su evolución en la forma que ha comido fideos de arroz. Desde una forma tradicional y suculenta a unos fideos precocinados, su evolución va desde la deliciosa infancia a la gris adultez, pasando por una mezcla de ambos en la adolescencia. De esta forma se nos muestra el crecimiento normal de toda persona y como esta se va volviendo gris e insípida.

Nuestro pequeño desfile

La segunda historia nos muestra a una chica que ha convertido su defecto en su fortaleza. Una alta joven que se vale de eso en el mundo de la moda para deslumbrar.

El tema en el que se centra esta historia es simple. Algo que siempre tenemos ahí y que es bello, pero nunca nos damos cuenta hasta que se pierde. La familia. El declive de la joven modelo ve como va alejando todo aquello que amaba pero que nunca había cuidado. Así, a través de estos hechos, se nos muestra la belleza de los lazos familiares.

Amor en Shangai 

El último cuento nos trae a un joven recién trasladado y agobiado en su trabajo. Sin embargo, algo hace evocar a la infancia. Esa infancia que tanto había olvidado y que tantas alegrías y desdichas le habían dado.

En esta ocasión nos encontramos con un flashback casi total. Sin embargo, aquí apenas hay diálogo interno. En su lugar nos encontramos con una conversación a través de cintas de cassette entre un chico y una chica. El nacimiento del primer amor. Un chico y una chica que, notoriamente, sienten algo el uno por el otro. No obstante, todo se tuerce por la decisión de un padre insolvente.

Sin duda alguna, Flavors of youth es una película digna de ver, tanto por la belleza de su narración como por su animación. Como ya he dicho, no es una película que se vaya a convertir en el máximo representante del anime, pero si que proporciona paz y armonía al ver sus bellas sincronías y emotivas aflicciones.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 180 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: