“Sherlock: The Final Problem”, espeluznante y grandiosa manera de acabar la temporada

Nota:

Tras la aparición de la misteriosa y oculta de Sherlock y Mycroft, llamada como la diosa griega del viento del este, Eurus, se nos plantearon numerosas cuestiones. ¿Por dónde se encaminaría el final de la temporada? ¿Miraríamos hacia el pasado del famoso detective o, por el contrario, nos abocaríamos hacia un futuro aciago?

Al comienzo del capítulo nos encontramos con una situación angosta, donde una niña se despierta en un avión con todo sus pasajeros dormidos y se está precipitando a tierra. Tras esta breve introducción, se produce una reunión entre Sherlock, Watson y Mycroft, donde la pareja de detectives pide explicaciones sobre la ocultación de Eurus. Tras la explicación de Mycroft y su súplica para que le ayuden a encontrar a su superinteligente y trastocada hermana, el trío protagonista es atacado por la propia Eurus. También se nos desvela que Sherrinford es referido a un complejo para, en boca del propio Mycroft Holmes, “contener lo incontenible”, asociándolo con el propio infierno.

Una sucesión de pruebas bastante espeluznantes e inmorales estarán preparadas para los protagonistas que me hicieron recordar a las que se encuentran en las películas de Saw (aunque no tan extremas). Diferentes pruebas preparadas, sobre todo, para hacer despertar los sentimientos y las percepciones más íntimas de Sherlock Holmes, mientras que el tiempo apremia para salvar a la niña del avión antes mencionada. El devenir de los recuerdos de Sherlock respecto a Eurus y su perro Barbarroja desentrañará uno de los más enigmáticos pilares en los que se sostiene esta trama y que, tras varias resoluciones y deducciones, afectará a la memoria y los sucesos pasados. Destacar también una escena donde Molly Hooper, la tapada y afectiva ayudante del investigador, es llevada al límite al expresarle sus sentimientos al propio Sherlock, lo cual la destroza. Una fantástica escena repleta de tensión, pasión y fortaleza psicológica que se derrumba.

Durante todo el capítulo, la tensión es un sinvivir, pues además de encontrarte inmerso en las deducciones de los implicados, no puedes evitar pensar en esa pequeña niña atrapada en un avión que está destinado a estrellarse. Además, la repentina aparición estelar de Jim Moriarty bajo el tema “I want to break free” de Queen hace aún más insostenible la tensión que se acumula. ¿Por qué aparece ahora? ¿Qué artimañas nos depara este regreso? ¿Tendrá algo que ver con Eurus o Sherrinford?

Nada nuevo que decir sobre las interpretaciones que llevan a cabo Benedict Cumberbatch y Martin Freeman. Fantásticas como siempre, incluso cabe decir que Martin Freeman da un paso al frente en cierta escena crítica donde su personaje es llevado al límite. Mark Gatiss también se engrandece en ciertas escenas respecto a los anteriores capítulos, dejando de ser el actor secundario para convertirse en coprotagonista. El antagonista recae en esta ocasión Sian Brooke interpretando a la hermana desaparecida de los Holmes y que está, sencillamente, espectacular sacando de sus casillas a los principales personajes de forma calculadora y excelente sirviéndose solo de su propia inteligencia y dotes psicológicas. Andrew Scott está bien en el papel de Moriarty. Si es cierto que su presencia resulta ser muy corta en este capítulo, pero con este poco tiempo en pantalla le sirve para destacar en el papel de maníaco y desestresado psicópata.

En general, y haciendo una conclusión global, nos hemos topado sin duda con la temporada más oscura en torno a estos personajes. Varias revelaciones, traumas, momentos impactantes y giros de guión han hecho que esta temporada se convierta en una de nuestras favoritas, pero que también pueda significar el punto final para dicha producción por las imágenes que de ‘final feliz’ que se muestran al final de capítulo. Esto sería una lástima, pues disfrutamos enormemente de las aventuras de los inquilinos del 221 de la calle Baker, aunque no nos parecía de todo descabellado.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 185 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: